8 de mayo de 2020 01:30 AM
Imprimir

¿Cómo elijo a mis cerdas de reemplazo? Parte 1

CompartiremailFacebookTwitterIntroducción La porcicultura es una actividad pecuaria muy competitiva por lo que los productores deben de utilizar todos los medios a su alcance para ser más eficientes. Una corta estancia de las cerdas reproductoras en la granja conduce a una ineficiencia económica de las granjas comerciales y a un bajo rendimiento reproductivo. Además, las cerdas […]

Introducción


La porcicultura es una actividad pecuaria muy competitiva por lo que los productores deben de utilizar todos los medios a su alcance para ser más eficientes. Una corta estancia de las cerdas reproductoras en la granja conduce a una ineficiencia económica de las granjas comerciales y a un bajo rendimiento reproductivo. Además, las cerdas de reemplazo tienen un alto costo y gastos asociados a su desarrollo, aislamiento, y costos de aclimatación (Spör- ke, 2009).


Al disminuir la tasa de desecho temprano de las cerdas jóvenes en las granjas comerciales ofrece al productor una posibilidad de aumentar su rentabilidad. El conocimiento de las principales causas de desecho de las cerdas es fundamental en los programas de desecho y reemplazo para implantar medidas de prevención. Diversos autores han reportado que porcentaje del desecho corresponde a diferentes causas: 35.3% desórdenes reproductivos, 22.5% cojeras, 3.9% pobre condición corporal, 0.2% problemas de glándula mamaria (Zhao, et al., 2015), este tipo de eliminación no es planeada y representa pérdidas económicas que no se tenían contempladas.                                                             


Como ya se mencionaron, las causas de eliminación de hembras se encuentran relacionadas con factores humanos, es principalmente una mala elección de las cerdas que se van a utilizar como futuras reproductoras, por tanto para evitar hembras “problema” la selección debe atender tres aspectos: línea mamaria, genitales externos y aparato locomotor (Alzina, 2016), que son los que se abordarán en este artículo.


¿Qué es la selección de hembras?


Es la acción que realiza el médico veterinario o porcicultor para elegir a las futuras cerdas reproductoras que reúnen una combinación de características de importancia económica y de mediciones realizadas físicamente que traerán una mejora reproductiva; ésta se traducirá en una mayor cantidad de lechones con buen crecimiento y una excelente calidad de carne, además de mayor vida productiva (Martinez,2015).


Para obtener a una cerda de reemplazo el productor se basa en tres sistemas:


➢ Compra en casa genética comercial
➢ Producidas dentro de la misma granja (autoreemplazo)
➢ Hembra de la engorda


Independiente del sistema es importante considerar algunas características que se discutirán más adelante (Selección, preparación y manejo de la cerda de reemplazo).


¿En qué momento realizó la selección?


En el presente trabajo se sugieren tres momentos para elegir a las futuras hembras reproductoras:


➢ Nacimiento: se considera su genética, número de pezones y peso.
➢ Destete: evaluando número y alineación pezones, ganancia diaria de peso ( GDP), alineación vulva con respecto a ano.
➢ A los 80 kg: GDP, número de pezones funcionales y su alineación, tamaño de la vulva y su alineación así como implantación.


De manera general las casas genéticas brindan a los porcicultores algunas sugerencias o recomendaciones para seleccionar a las hembras de reemplazo sin embargo no se establece con claridad el tipo de escala o medición que debe usarse para evaluar las características de interés. Por ello la finalidad del presente trabajo es apoyar a los productores en la elección de las futuras reproductoras de su granja. A continuación se abordarán los aspectos a evaluar para seleccionar a las cerdas (Selección, preparación y manejo de la cerda de reemplazo).


1. LÍNEA MAMARIA
¿Qué es?


Se le llama así al conjunto de pezones o tetas que posee una cerda agrupados en dos líneas paralelas a su eje longitudinal, la importancia de seleccionar hembras con una adecuada glándula mamaria es garantizar la supervivencia de los lechones mediante una buena producción de calostro/leche, su eyección y el fácil acceso por parte de las crías hacia los pezones, además de disminuir el riesgo del desarrollo de mastitis. La línea mamaria se divide de forma transversal en tres regiones anatómicas, se muestran en la Figura 1.

Figura 1. División por regiones de línea mamaria. Fuente: Manejo y gestión de maternidades porcinas II. La lactación (2015)


¿Qué evalúo?


Número y posición: 
Actualmente se sugiere seleccionar cerdas con 14-16 tetas, esto se debe al incremento en tamaño de la camada que solicita el mercado, es importante mencionar que no sólo se debe enfocar en el que una hembra tenga un número elevado de pezones, adicionalmente estos deben estar alineados uno con otro, y separados entre ellos de forma proporcionada sin que exista la presencia de pezones supramamarios. La finalidad de esto es garantizar el acceso fácil de los por parte de los lechones para su alimentación.


Funcionalidad: 
El pezón perfecto sería que el pezón sea alargado y en punta, con esfínter visible. Sin embargo nos encontramos con la falta de una escala de medición que sea exacta, por ello brindamos una clasificación en la Figura 2 que permita encaminar al porcicultor a una buena evaluación.



Ya clasifiqué los pezones. Ahora ¿cómo decido si conservo a la cerda?


Posterior a la evaluación y clasificación de la línea mamaria, el productor debe decidir qué hacer con la hembra: conservarla o desecharla, por ello en el Cuadro 1 se proporciona una propuesta para ayudarlo en la toma de ésta.



¿Qué problemas enfrento si selecciono mal?


Seleccionar una mala conformación de la ubre o de pezones pueden ocasionar problemas en la lactancia del lechón, presentado signos como pelo erizado, flancos hundidos y se encontrará en búsqueda constante de comida (Entender y maximizar el papel de la cerda).


Los desórdenes que se asocian a la mala conformación son:


 Edema de ubre: Inflamación de la ubre que provoca un acceso deficiente a los pezones al mamar, comúnmente se secan, pueden estar firmes e incomoda al presionar sin dolor.

➢ Fallos en la bajada de la leche: se asocia a un exceso de fluidos en la glándula mamaria, por una presión ejercida una vez finalizado el parto que impide un buen flujo de calostro y leche disminuyendo su calidad y cantidad.

➢ Hipoplasia mamaria: falta de desarrollo de la glándula, se puede deber a una deficiente producción de hormonas responsables de su desarrollo, deficiente nutrición, carga parasitaria alta o micotoxinas.

➢ Agalaxia: es la falta de producción de leche. Poco frecuente y suele relacionarse a secuelas de edema o mastitis, la causa más importante es la falta de agua.

➢ Mastitis: inflamación de una o más glándulas mamarias que se genera por una variedad de bacterias o enfermedades secundarias.


2. GENITALES EXTERNOS
¿A qué se refiere y por qué es importante?

El aparato reproductor de la cerda reproductora se conforma de forma general por regiones (Figura 3), la parte exterior corresponde a la vulva, este órgano sexual es la única porción de todo el aparato que es posible observar de forma simple y rápida (Manejo productivo y reproductivo en porcinos y aves). La vulva está conformada por 2 pares de labios (mayores y menores) gruesos cubiertos con piel (Pérez, 2007), la comisura dorsal es redonda pero la ventral se prolonga formando una larga proyección.


La importancia de éste órgano radica en que como ya se mencionó es la única región del aparato reproductor que es posible ver y evaluar, es decir es el reflejo del resto de las porciones, por lo tanto durante la selección de las hembras debe ponerse especial atención en los  genitales externos para que de forma indirecta también se esté eligiendo el aparato reproductor interno de la cerda.


Además de esto, la vulva nos brinda información importante sobre el estado de las cerdas como: etapa del ciclo estral (celo o calor), infección uterina o urinaria (hembra sucia con descarga vulvar), falla en ingesta de agua (coloración blanquecina como gis) o incluso signología del parto (Diccionario porcino).


¿Cómo elijo la vulva ideal?


Las diferentes casas genéticas y algunas referencias mencionan que la vulva de la cerda primeriza debe estar bien implantada y firme para ser seleccionada, sin embargo esta información es mínima para el porcicultor, por ello a continuación se describen algunas características para una mejor elección (Cuadro 2):



Se observan varias vulvas para ejemplificar lo mencionado en el cuadro anterior para el porcicultor.

                        


¿Y en este caso, qué problemas encuentro al elegir mal?


Seleccionar de forma inadecuada la vulva de las cerdas puede traer consecuencias que se reflejarán directamente sobre los parámetros reproductivos


➢ Metritis o cistitis infecciosa: infección bacteriana debido a la mala posición de la vulva que recibe las heces procedentes del ano.
➢ Predisposición a lesionar la vulva si la implantación no es la correcta.
➢ Fallas en la monta al elegir vulva con implantación alta, ya que el verraco no puede introducir el pene de forma correcta.
➢ Vulva infantil produce dificultad para monta o inseminación artificial al introducir pipeta, además de ser reflejo de aparato reproductor inmaduro.


A lo largo del texto se desarrolló una guía teórica que pretende ayudar al porcicultor a realizar la adecuada selección de las hembras de reemplazo, sin embargo uno de los principales objetivos de las autoras es ejemplificar este proceso de forma práctica para un mejor entendimiento.


Guía práctica


Se realizó un pequeño estudio en una granja de ciclo completo en la cual se tienen hembras de tres edades diferentes como futuras reemplazo, la logística de esta producción es muy variable, por ello solo se presentarán tres cerdas por rubro de edad y con cierta separación en semanas de vida. En el Cuadro 3 se presentan la ganancia diaria de peso (GDP) y fotografías de la conformación de vulva y línea mamaria así como una breve descripción, al final de esta guía práctica se brindará el dictamen sobre con cuáles hembras se sugiere quedarse como reemplazos.



Posterior a la evaluación de estas cerdas se debe decidir la presión de selección a ejercer, esto quiere decir qué tan exigente será el porcicultor para elegir a sus hembras. En esta pequeña guía se sugiere preservar a los siguientes animales, así como una reservada sugerencia:


➢ Cerda 3 con GDP de 527 g, posee adecuada vulva y línea mamaria, cuidar alimentación para mejorar ganancia de peso.
➢ Cerda 7, 8 y 9 poseen vulvas medianamente correctas, en cuanto a línea mamaria las tres tienen buen número de tetas e implantación, la simetría varía. Autoras sugerirían conservar únicamente a la hembra 7.
➢ Sólo en caso de requerir hembra extra se conservaría a la cerda 2 o 9 por número de pezones y forma de la vulva, teniendo en consideración los criterios antes mencionados.


Cómo se puede observar, de nueve cerdas se recomienda solo conservar a dos hembras. Por lo tanto se resalta la importancia de la selección desde la vida temprana de ellas y evitar los costos extras por mantenerlas.


Conclusión


Se sabe que las características reproductivas son de baja heredabilidad, por lo tanto el porcicultor tiene la tarea de poner especial atención en la cruzas que realizará, es decir las madres y padres de las hembras de reemplazo deben ser elegidos como los mejores de la granja (en el sentido productivo) para que sus hijas hereden lo más que se pueda de lo deseado por el productor.


Se ha sugerido evaluar en tres momentos distintos con la finalidad de decidir a tiempo si se conserva la cerda o se desecha ya que ellas requieren especial atención zootécnica, sanitaria y nutricional, el hecho de conservar a una de ellas con características indeseables representa un costo extra para el productor, por ello se resalta la idea de realizar las selecciones para evitar esta situación y sólo preservar aquellas que posean los elementos deseados.


Es importante mencionar que además de este tipo de evaluaciones se debe mostrar énfasis en que una vez que se tengan elegidas a las hembras deben cuidarse y tratarse como tal, ya que es posible tener a una cerda ideal con todas las características buscadas pero si las instalaciones, alimentación o cuidados no son los adecuados, será el factor humano el que llevará a un desecho de la hembra y esto representará una pérdida económica para el porcicultor.


En un siguiente artículo se abordará el tema de aparato locomotor para selección de las cerdas de reemplazo.


Para consultar la 2da. parte de este artículo
https://www.agromeat.com/wp-admin/post.php?post=292788&action=edit


Referencias


Alzina A., Ek E. , Segura J., Rodríguez J.,problemas de reproducción: principal causa de desecho de cerdas en granjas comerciales. Los Porcicultores y su Entorno. Sitio Argentino de Producción Animal, 2016.

Diccionario Porcino. Consultado 30 de Marzo 2020. Disponible en URL: https://www.3tres3.com/diccionario-porcino/V/vulva_319/

Entender y maximizar el papel de la cerda. Consultado 30 de Marzo 2020. Disponible en URL: http://www.elsitioporcino.com/publications/7/mph/322/entender-y-maximizar-el-papel-dela-cerda/

Magallón E, García A, Bautista R, Alonso B, Cano J, Prieto P, Magallón P. Manejo y gestión de maternidades porcinas II. La lactación (2015): 200 pp. Disponible en URL: https://razasporcinas.com/pigmarket/producto/manejo-gestion-maternidades-porcinas-ii-la-lactacion

Manejo productivo y reproductivo en porcinos y aves. INATEC Tecnológico Nacional. Consultado 30 de Marzo 2020. Disponible en URL: https://www.tecnacional.edu.ni/media/Manual_Porcino_y_Aves.pdf

Martínez R.,Selección de la hembra de reemplazo,La cerda reproductora,México, 2015, p 43-54.

Pérez JA. Factores que afectan la tasa ovulatoria en cerdas. Tesis de licenciatura. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. Torreón, Coahuila. 2007.

Selección de hembras en porcinos.Consultado 30 de Marzo 2020. Disponible en URL: http://porcinoslandrace.blogspot.com/

Selección, preparación y manejo de la cerda de reemplazo. Consultado 30 de Marzo 2020. Disponible en URL: https://razasporcinas.com/seleccion-preparacion-y-manejo-de-la-cerda-de-reemplazo/

Spörke, J. 2009. Improving longevity for a high producing sow. In: 40TH Annual Meeting Proceeding American Association of Swine Veterinarians. Dallas, Texas.p 7-10.

Zhao Y, Liu X, Mo D, Chen Q, Chen Y. Analysis of reasons for sow culling and seasonal effects on reproductive disorders in Southern China. Animal Reproduction Science 159 (2015): 191-197. 

Fuente:

Publicidad