9 de mayo de 2020 12:07 PM
Imprimir

Industria avícola de EE.UU. aplaudió las medidas oficiales para mantener los trabajos en las plantas

Los productores aseguraron que es necesaria la unificación de criterios a nivel nacional para evitar el cierre innecesario de instalaciones de procesamiento y continuar con el suministro de carne de pollo.

Desde el Consejo Nacional del Pollo de Estados Unidos (NCC, por sus siglas en inglés), aplaudieron las directrices de las autoridades de ese país para mantener la seguridad sanitaria de los trabajadores frente al Covid-19 (coronavirus), esto en las plantas procesadoras, mientras ellos continúan con sus labores.


De acuerdo con los nuevos lineamientos establecidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se deben reforzar las indicaciones de distanciamiento social, las enfocadas a portar el equipo de protección pertinente, la reducción de turnos, los exámenes de salud al personal y la capacitación sobre la enfermedad.


Esto con el objetivo de que los empleados que hayan estado en contacto con el virus continúen con sus labores mientras se muestren asintomáticos, no obstante, aquellos que deban ausentarse por dicho padecimiento, aún recibirán el respectivo incentivo financiero.


Al respecto, el presidente del NCC explicó que muchas de las medidas de bioseguridad marcadas por los CDC y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), ya habían sido aplicadas en todas las plantas procesadoras de la industria avícola, como los chequeos de temperatura a la entrada de las instalaciones y las barreras entre áreas de trabajo individuales.


En este sentido, aseveró que el principal obstáculo a vencer es la discrepancia entre las pautas indicadas por la autoridad federal y los gobiernos locales, lo que resulta en la suspensión “innecesaria” de las labores, lo que a su vez representa una amenaza para el suministro de la proteína avícola a nivel nacional, por esto, aclaró, debe haber un criterio uniforme en todo el territorio

Fuente:

Publicidad