11 de mayo de 2020 12:31 PM
Imprimir

Fuerte merma en la cantidad de uva secada al sol en San Juan

Mientras productores y exportadores ubican la reducción entre el 15% y el 20% del año pasado, los datos de cosecha marcan una cifra de casi 50% en kilogramos. La demanda está frenada por la pandemia.

Todas las actividades productivas hoy avanzan en un desesperado intento por dilucidar cuál es el contexto de corto, mediano y largo plazo en el día después de la pandemia. La elaboración de pasas de uvas no escapa a ello.


Pero claro está que se trata de un eslabón estratégico en la economía agroindustrial sanjuanina que, según datos de la Cátedra de Agronegocios de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCCuyo, generó en los últimos 6 años de la anterior década unos U$S 353 millones valor FOB de ingresos de divisas para San Juan por sus ventas al exterior.


La cosecha 2020 de uva para secar al sol acaba de espirar y en líneas generales podemos establecer algunos parámetros que están marcando la cancha de su comercialización:


* Según los viticultores, la merma en promedio de las variedades primicias rondó entre un 20% y 30% de la cosecha esperada. Pero esta reducción en los volúmenes terminó siendo menor a la esperada y se habría ubicado entre el 15% y el 20% de la cosecha anterior, compensada con la entrada en producción de parrales nuevos, según los exportadores.


* Pero, según los datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura -INV- a la semana 23 de cosecha, es decir casi finalizada, sólo se habían destinado a pasa y consumo en fresco unos 43.829.006 kilogramos de uva. Este es un 50,05% menos de los 87.749.900 kilogramos ingresados el año pasado. Claro, que faltarían productores que declaren la uva secada al sol.


* Hay una retracción de la demanda del mercado brasileño y en sus pagos, como consecuencia de la pandemia ocasionada por la Covid-19. En muchos casos hablan hasta un 60%.


*Los precios comenzaron en los U$S 18 la caja, pero entre quienes quisieron financiar el resto de la campaña a precios bajos y los impuestos por la realidad del mercado muchos están recibiendo ofertas menores al costo de unos U$S 14,50 la caja.

Enzo Manzini. Eco Zonda Ltda.


*No quedó stock del año pasado, récord en exportaciones, pero muchos de los galpones exportadores están trabajando actualmente al 20% de capacidad de procesamiento o menos, acumulando pasa.


*Algunos empresarios exportadores se animan a hablar de la necesidad de diseñar políticas activas para al sector, que ayuden a compensar los altos costos de producción, con un dólar diferencial y/o financiamiento oficial para este sector exportador.

Jorge Turcato. Cava Bianca SRL.


*Finalmente, cabe recordar que la producción de uva para pasa es electrointensiva y el agregado de valor, si bien avanzó en importantes inversiones e innovaciones tecnológicas para mecanizar los procesos, sigue demando un importante caudal de mano de obra. Ambos componentes suman costos elevados de producción.



Menos racimos


Según la Cátedra de Agronegocios y en base a datos del INV, en la presente cosecha sólo habrían ingresado a los secaderos o vendidos en fresco el 49,95% de los 87.749.900 kilogramos de uva del año pasado. A la semana 23 de cosecha, según el informe del Instituto, sólo se habían destinado a estos fines unos 43.829.006 kilogramos de racimos. 


Según el mismo informe, este año se destinó poco más del 2,15% de la cosecha total a pasa de uva y consumo en fresco. 2.042.623.472 kilogramos es el cosechado a la semana 23. Es decir, los productores secaron menos si se considera que según las estadísticas del INV, el año pasado el 3,5% de los 2.519.886.200 kilogramos totales cosechados para todos los destinos como vino, mosto y uva en fresco. 


Esto es que 87.749.900 kilogramos de uva totales cosechados en el país fueron desecadas al sol la campaña anterior. Pero si uno analiza la década pasada, el ingreso de uva a los secaderos creció, luego de muchos altos y bajos, un 94,5%. En el 2010 los secaderos recibieron 45.109.500 kilogramos de uva.


Por ello según la Cátedra de Agronegocios de la UCCuyo, debemos brindar a este sector agroexportador, no solo herramientas financieras para la promoción de sus exportaciones, sino un plan estratégico que contemple aspectos tecnológicos y fundamentalmente de agregado de valor en origen; con la mirada puesta en las nuevas tendencias y los cambios en los hábitos de consumo.


Más datos


Para mayor información estadística: www.inv.gov.ar

Publicidad