11 de mayo de 2020 19:43 PM
Imprimir

Productores frutihortícolas denuncian abandono total en seguridad

El Ministerio de Seguridad bonaerense, que conduce Sergio Berni, migró patrullas rurales a una nueva estructura organizativa no exclusiva para los delitos en el campo, desde donde expusieron quedar expuestos en su siembra y vida diaria.

Las patrullas rurales fueron creadas para ofrecer seguridad en el ámbito agropecuario. Sin embargo, el Ministerio bonaerense, que conduce Sergio Berni, migró patrullas rurales a una nueva estructura organizativa no exclusiva para los delitos en el campo, desde donde denuncian un abandono total en este sentido.

El titular de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón, Ricardo Velimirovich dialogó con El Marplatense sobre esta cuestión y sostuvo que “en los sectores rurales se está robando mucho y en uno de los casos hubo una desgracia por un fallecido. Es permanente el ingreso a los campos y gracias a la Patrulla Rural la llegada era mucho más rápida no sólo por circular en la zona sino por conocer los campos. El 911 no tiene un protocolo y deriva la llamada a la patrulla rural, pero te piden la altura de las calles y en el campo no hay”.

Y agregó que “en los próximos días enviaremos una nota al ministro y si no se revierte hace que debamos protegernos solos. Es un abandono muy grande  para el sector productivo. Se había equipado con patrulleros nuevos en el final de la gestión anterior, a través de un pedido del sector frutihortícola y ahora no podemos contar con ellos. Además en el campo transitan personas que van a hacer las compras y necesitamos la seguridad porque sino estamos muy expuestos”.

En relación a los trabajos durante la cuarentena, el referente del sector explicó que “seguimos trabajando tomando los recaudos de desinfecciones para tener mayor seguridad y hemos tenido un buen resultado. La problemática es que han disminuido considerablemente las ventas. No fue el “boom” productivo, teniendo en cuenta que era el cierre de nuestra temporada donde se marca la diferencia. El balance no es el mejor, hay un equilibrio entre lo invertido y lo recuperado. En lo que tuvimos perdidas fue en la cosecha de invierno por los dos fuertes temporales por roturas de invernaderos y campos anegados”.

La reactivación paulatina de la economía no modifica demasiado al sector que ya finalizó su temporada, por lo que Velimirovich sostuvo que “el delivery o la entrega a domicilio no reemplaza nunca el día a día de la persona en la veredulería. Sucede que nosotros pasamos a temporada baja, por lo que hay menos producción y va a llegar mercadería de otros lugares, entonces no vamos a estar dentro de este beneficio y estamos viendo hablar con el Estado por una ayuda para la siembra de verano, que es cuando más se va a necesitar en el momento de inversión. Con el dolar a este valor va a ser muy difícil sembrar la misma superficie del año pasado”.

El temporal que complicó la cosecha, también afectó directamente a los caminos rurales. Una asignatura siempre pendiente. “En los caminos rurales no se ha trabajado por la pandemia, salvo en alguno que se ha pedido específicamente donde ya era imposible pasar y justo se trabajó unos días previos al temporal. Claramente no han quedado en perfectas condiciones y nuestro reclamo sigue siendo el mismo: que se limpien los canales laterales y arroyos porque ahí está la esencia del mantenimiento del camino”, cerró el titular de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón.

Publicidad