13 de mayo de 2020 00:32 AM
Imprimir

LAS 40 PRINCIPALES INTEGRADORAS ARGENTINAS VUELCAN MÁS POLLO PARA EL MERCADO INTERNO

CompartiremailFacebookTwitterUna fuerte demanda inicial, que luego se invirtió como sobre oferta, derivó en bajas de precio a la salida de planta y a recalcular, en los vaivenes de la cuarentena. La salida exportadora y el segmento HORECA. La proteína animal más económica de la Argentina se reinventa desde la producción. Las empresas avícolas surfean los efectos […]

Una fuerte demanda inicial, que luego se invirtió como sobre oferta, derivó en bajas de precio a la salida de planta y a recalcular, en los vaivenes de la cuarentena. La salida exportadora y el segmento HORECA.

La proteína animal más económica de la Argentina se reinventa desde la producción. Las empresas avícolas surfean los efectos de la pandemia, en un mercado interno con fuertes cambios y exportaciones que renuevan expectativas.

Y este 10 de mayo, en que se celebró el Día Mundial del Pollo –lo impulsa el «International Poultry Council», con 25 miembros entre los cuales se encuentra Argentina- fue una oportuna ocasión para repasar la actualidad de este sector agroindustrial, con el testimonio de dos empresarios líderes.

Pollo, la segunda carne más consumida en la Argentina

Buena parte de la proteína animal que la Argentina consume y exporta proviene de la carne de pollo. Por precio y accesibilidad, es desde hace años la segunda carne más consumida en el país, con alrededor de 45 a 47 kg por habitante y por año.

Se trata de una actividad productiva que en la Argentina esta protagonizada por unas 40 empresas integradas verticalmente -es decir que tienen sus granjas propias y/o asociadas que crían los pollos- y además sus propias plantas frigoríficas (mataderos)  que elaboran pollo entero, trozado y productos con distinto grado de valor agregado, para diferentes canales de venta local y externa.

En el contexto de la actual pandemia, como actividad esencial alimentaria su funcionamiento es prácticamente normal, más allá de que las empresas debieron reorganizar los turnos de producción, para respetar el distanciamiento social y aplicar protocolos sanitarios específicos como todos los rubros de la economía que siguieron funcionando desde que se estableció la cuarentena.

Fuente: avicultura.com

Publicidad