13 de mayo de 2020 06:52 AM
Imprimir

Gremio denuncia nuevo intento de armar una patota para ingresar al frigorífico Ecocarnes

Desde la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FESITCARA) aseguran que José “Beto” Fantini está armando un grupo de choque para volver a la planta ubicada en San Fernando, donde en julio del año pasado se produjeron graves hechos de violencia. Los delegados apuntaron al uso de barras bravas y la complicidad patronal. Además, pidieron medidas de seguridad para pelear contra el coronavirus.

En julio del año pasado, en el frigorífico Ecocarnes de la localidad de San Fernando se registraron serios incidentes, en el marco de una supuesta disputa sindical. En el lugar, un grupo vinculado con la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados atacó a trabajadores de esa planta, y hubo escenas de violencia, incluyendo quema de vehículos. Desde la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FESITCARA) apuntaron al dirigente José “Beto” Fantini, a quien acusaron de intentar “copar por la fuerza” el frigorífico, luego que sus delegados fueron expulsados por los empleados.

Por estas horas, esta entidad volvió a alertar de un nuevo intento de ingresar por la fuerza al lugar, y denunciaron que se está “armando una patota” con barras bravas por parte del propio Fantini. Desde hace unos días, hay tensión en la planta, que sigue funcionando pese a la pandemia por ser considera actividad esencial. Además de esta denuncia, los delegados de la federación insistieron con la necesidad de implementar medidas de seguridad contra el coronavirus, ya que “hay mucho miedo”. Por último, realizan una colecta para juntar fondos para los despedidos de la planta Penta, en Quilmes.

Los delegados de la FESITCARA vienen alertando desde hace días de la posibilidad de nuevos hechos de violencia en Ecocarnes, en el marco de una vieja disputa de ambas organizaciones, que reclaman para sí la representación de los empleados de la carne. En este sentido, Walter Espinoza, referente de la entidad en la planta, aseguró que “Fantini está preparando una patota con barras bravas para intentar volver a entrar a Ecocarnes”. En diálogo con Gestión Sindical, el delegado aseguró que “hasta el momento está todo tranquilo, pero sabemos que se está armando esta movida.

Tiene la complicidad de la patronal en todo esto, quieren volver como en 2019. Estamos atentos y cuidando a los compañeros”. En ese momento, según los testigos y la reconstrucción de varios medios, una patota de la Federación de la Carne de Fantini llegó por a Ecocarnes, tratando de afiliar trabajadores. Como el Ministerio de Trabajo no delimita las jurisdicciones, desde hace rato hay una disputa abierta por los lugares de representación. A partir de allí hubo duros enfrentamientos, que incluyeron ataques con armas blancas y de fuego.

La vieja disputa entre las organizaciones subió de tono en los últimos tiempos, ante la falta de definiciones de las autoridades laborales, que no termina de definir las zonas donde deben actuar cada una de las federaciones en la provincia de Buenos Aires. Durante el gobierno de Mauricio Macri, Fantini avanzó en su intento de sumar afiliados en territorio bonaerense, de la mano de la cercanía con el entonces secretario de Trabajo nacional, Jorge Triaca. El dirigente fue parte de la comitiva que viajó con el funcionario a Europa ese año, y era parte de las 62 Organizaciones Peronista que en su momento armó el fallecido Gerónimo “momo” Venegas, y que fueron la pequeña “pata sindical” de Cambiemos desde que asumió.

La interna con la FESITCARA nació en el 2000, cuando un grupo de gremios formó la organización y se separó de la vieja federación, a quien acusaban por la pérdida de derechos y convenios salariales a la baja. Desde que se produjo este quiebre, se estima que Fantini perdió unos 60 mil afiliados.

La interna gremial vuelve con fuerza en plena pandemia, en momentos que el sector de la carne sufrió al menos dos casos de coronavirus –uno de ellos fatal –y los trabajadores reclaman medidas de protección. En este sentido, Espinoza contó que “la gente tiene miedo, es todo un lío la seguridad y la higiene en Ecocarnes y en todos los frigoríficos”.

En la planta de San Fernando se toma la temperatura antes de ingresar, hay alcohol en gel, barbijos, pero no alcanza. “No sabemos si esto va a servir para evitar contagios, cualquier resfriado genera preocupación, estamos todos tratando de no ser alarmistas, pero el miedo existe”, agregó Espinoza. En el sector hay alarma por los problemas que existen en las plantas, en especial por los contagios en la zona de Quilmes.

Allí, en la planta de El Federal, la justicia decidió cerrar las instalaciones luego de que un infectado muriera y otros nueve trabajadores se contagiaran. Pero los dueños decidieron reabrir la planta antes de finalizar la cuarentena, por lo que el Municipio de Quilmes denuncio penalmente a las autoridades.

Por último, desde FESITCARA recordaron que los trabajadores de la carne decidieron realizar una colecta para sostener el conflicto en Penta, la planta de Quilmes que despidió a varios empleados –entre ellos delegados –y no paga los salarios. La semana pasada hubo un encuentro entre las partes y el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, en el marco de la conciliación obligatoria dispuesta por la cartera encabezada por la ministra Mara Ruiz Malec, dictada el 28 de abril, que se extenderá hasta esta semana.

“Logramos con la comisión interna de Ecocarnes una colecta de mercadería además de un fondo de huelga que supera los 60 mil pesos”, dijo Espinoza respecto a las acciones solidarias respecto de los despidos. A esto se le suma el anuncio de la cartera laboral de un pago de 10 mil pesos a los trabajadores de Penta, que se extenderá por espacio de tres meses, para intentar paliar la crisis, gracias a un convenio firmado por la federación. “esperemos que haya una solución, pero sino volveremos a realizar colectas para sostener esa lucha”, concluyó el delegado.

Publicidad