15 de mayo de 2020 10:11 AM
Imprimir

Falta de contenedores de frío complica exportaciones de carne a China

Los frigoríficos argentinos analizan realizar envíos a traves de puertos chilenos.

En pleno aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, desde la industria frigorífica exportadora advirtieron que la falta de contenedores con frío para exportar hacia China empieza a ocasionar problemas a la hora de concretar negocios con el gigante asiático. Ante esta situación, las empresas argentinas empiezan a analizar alternativas para realizar sus envíos a través de puertos en Chile, en un contexto en donde el mercado chino empieza a evidenciar algunos signos de recuperación.

Ante la virtual paralización del mercado europeo, China se perfila nuevamente como el destino excluyente de las exportaciones. Sobre finales de 2019, y tras registrarse valores históricos en esas operaciones, el mercado asiático experimentó una caída que se profundizó con la pandemia del coronavirus, que obligó a renegociar contratos mientras los contenedores viajaban hacia ese destino.

En el inicio de la pandemia en China, los puertos asiáticos permanecieron cerrados por espacio de un mes se alteró la operatoria portuaria y ahora los frigoríficos argentinos sienten el impacto de esa situación. En este escenario y en coincidencia con la temporada fuerte de exportación de cítricos, los contenedores de frío son un bien preciado.

“En este momento, la parte logística está compleja y el mercado chino está más frío”, reconoció a BAE Negocios Luis María Medina, Gerente de Operaciones del frigorífico Black Bamboo. El directivo explicó que tras evaluar opciones, empezaron a realizar envíos a través del puerto chileno de Valparaíso, porque para este tipo de establecimientos, es más rentable pagar el sobrecosto de salir por otro país que detener su producción. En este caso, el costo extra por contenedor enviado se calcula sobre los USD50 por tonelada exportada, aunque al salir por el Atlántico se ganan unos diez días.

Carlos Riusech (h), Gerente del frigorífico Gorina, señaló que en las últimas dos semanas, se percibe una operatoria menos fluida en los negocios con la potencia asiática. El directivo remarcó que “hay más dificultad para cobrar los anticipos, que en general son un 30% del valor del embarque y permiten trabajar con más tranquilidad, ante cambios de precios en un mercado volátil”.

Fuente: BAE

Publicidad