15 de mayo de 2020 16:00 PM
Imprimir

Brucelosis: luego de 10 años Mendoza bajó casi un 70% su prevalencia en cabras

Gracias a un programa de vacunación desarrollado por el gobierno provincial y el INTA, con el apoyo del SENASA, lograron reducir la prevalencia de la enfermedad tanto en animales como en seres humanos.

El gobierno de Mendoza y el INTA concluyeron la primera fase del programa provincial para el control de Brucelosis caprina en la Argentina, principalmente en las zonas más afectadas por la enfermedad. A través de campañas sistémicas de vacunación, junto con la capacitación de productores apoyados por el Senasa, luego de 10 años pudieron reducir un 69% la prevalencia de la enfermedad en el stock de cabras de la provincia.

La Brucella melitensis es la bacteria que provoca la brucelosis caprina, una enfermedad infectocontagiosa de alto impacto en la producción caprina que afecta especialmente a animales sexualmente maduros y que puede llegar a infectar también al ser humano. En las hembras caprinas provoca aborto en el último tercio de la gestación, mientras que en los machos produce la inflamación de los testículos como síntoma principal, asociado con semen de mala calidad e infertilidad. Gracias a este plan, no solo se redujo la prevalencia de la enfermedad en cabras, sino también en humanos. De acuerdo a los datos suministrados por el  Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza, entre los años 2000 y 2006 hubieron entre 39 y 100 casos de brucelosis humana por año, en cambio entre 2007 y 2017, período de vacunación de caprinos, se registraron entre 19 y 40 casos por año.

Este programa es un antecedente para ser tenido en cuenta por otras provincias con prevalencias de medias a altas de la enfermedad.

El programa, que surgió de la necesidad de realizar un relevamiento territorial para estimar la prevalencia serológica y conocer la distribución de la enfermedad en cada departamento de la provincia, consistió en vacunación y revacunación con la vacuna Brucella melitensis REV I, año por medio, de todas las cabras y cabrillonas durante 10 años. Conjuntamente, se capacitaron a técnicos provinciales y se informaron a las familias rurales sobre la enfermedad y cómo prevenirla tanto en el animal con en el humano. Un vez que se cumplieron los 10 primeros años de vacunación, durante 2017 y 2018, los resultados exhibieron una reducción de la prevalencia promedio del 69 % en cabras adultas, con una mínima presencia de la enfermedad en cabrillas (o.1%).

Según, Carlos Robles, investigador del Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, Río Negro, este programa es un antecedente para ser tenido en cuenta por otras provincias con prevalencias de medias a altas de la enfermedad. Además de Mendoza, las provincias que registran prevalencias altas son el sur de San Juan, este de Salta, oeste de Formosa y algunos departamentos de La Rioja y Catamarca, en cambio las que registran prevalencias bajas son algunos departamentos de las provincias de San Luis, Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero y oeste de Chaco.

De cara al futuro Robles agregó que “sigue abierto el desafío de continuar con el programa y lograr su mejora a partir del desarrollo de una segunda etapa que apunte a la universalización de la vacunación en todos los puestos y animales de la provincia y a reforzar las actividades de concientización de la población.”

Fuente: INTA

Publicidad