16 de mayo de 2020 10:38 AM
Imprimir

El BCRA restringe el acceso al crédito bancario a productores que retengan soja o trigo

Publicó una comunicación que no permite financiarse a quienes ‘mantengan un acopio de trigo y/o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual’.

El Banco Central de la República Argentina decidió este viernes restringir fuertemente el acceso al crédito bancario a los productores que retengan más del 5% de su soja o trigo.

Lo hace temeroso de que los créditos “subsidiados” a una tasa del 24% que se lanzaron en el marco de la crisis del coronavirus vayan a recalentar el mercado cambiario, donde la brecha entre el dólar oficial y el libre ha crecido a límites preocupantes.

Pero a la vez, apunta a forzar una mayor venta de la cosecha, en el entendimiento de que si los productores se desprenden de sus granos crecerá la liquidación de divisas y eso ayudará a mantener en calma al mercado de la divisa.

Desde el Banco Central confirmaron al portal Bichos de Campo que el sentido de una comunicación emitida en las últimas horas es que los bancos que no financien a productores que hayan guardado más del 5% de su soja o trigo. La medida apuntaría a evitar que empresas agrícolas usen los créditos en pesos al 24% lanzados en el marco del Covid-19 para recalentar el mercado del dólar.

La Comunicación A 7018 del BCRA define en su punto 4 que a partir del lunes 18, los bancos “no podrán otorgar las financiaciones previstas (…) a personas con actividad agrícola que mantengan un acopio de trigo y/o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual”.

“No hay crédito subsidiado si retenés cosecha. Tiene la misma lógica de impedir a las empresas ir al CCL (contado con liquidación) si querés después comprar en el MULC (mercado único libre de cambio)”, explicaron fuentes oficiales sobre esta restricción.

Pero a su vez, en el punto 5, la medida del BCRA encarece el financiamieto desde todo el sistema bancario al sector productivo, siempre y cuando esos productores “mantengan sin liquidar más de 5% de la cosecha” de soja o de trigo. La norma no hace referencia al maíz.

¿Qué sucedió? En su inentendible lenguaje financiero, la norma multiplicó por cuatro el “capital mínimo” que tiene que tener un banco para prestarle al productor que retenga soja. Ese indicador pasa de 8 pesos cada 100 a 32 pesos.

Según las fuentes oficiales, estos actúa sobre los bancos, que ya no se podrán apalancar (en el sistema financiero) y tienen que prestar dinero propio. “El negocio es prestar los depósitos que captas. Deja de ser negocio para el banco prestarle a los grandes productores que no liquiden su cosecha”, argumentaron las fuentes.

Fuente: NAP

Publicidad