18 de mayo de 2020 11:37 AM
Imprimir

“Ahora hay un escenario de aliento a la producción”, sostiene Javier Rodríguez, responsable de que Axel sepa diferenciar naranjas de mandarinas

CompartiremailFacebookTwitterLa chicana electoral preferida para esmerilar la figura de Axel Kicillof, actual gobernador boanerense, fue que no sabía diferencias una naranja de una mandarina. Cruel, la frase aludía al poco conocimiento que tenía sobre el campo quien aspiraba a conducir la principal provincia agropecuaria del país. Frente a esa cizaña, lo que hay que decir […]

La chicana electoral preferida para esmerilar la figura de Axel Kicillof, actual gobernador boanerense, fue que no sabía diferencias una naranja de una mandarina. Cruel, la frase aludía al poco conocimiento que tenía sobre el campo quien aspiraba a conducir la principal provincia agropecuaria del país.

Frente a esa cizaña, lo que hay que decir es que Axel siempre tuvo a su lado a Javier Rodríguez, un economista especializado en políticas agropecuarias y alguien capaz de explicarle la diferencia entre ambos cítricos dulces, o cosas más complejas, si hiciera falta. Rodríguez conoce a Kicillof desde sus tiempos de estudiantes universitarios, e integraron juntos el CENDA, el centro de estudios económicos que los catapultó a la política.  Y cuando Kicillof era ministro de Economía, Rodríguez ocupó una secretaría en el Ministerio de Agricultura. Ahora en la gobernación bonaerense, también lo secunda como su ministro de Desarrollo Agrario.

-¿Por qué le cambiaron el nombre, una vez más a ese ministerio?- le preguntamos de entrada al flamante ministro.

-El nombre de Asuntos Agrarios es histórico. Todo el mundo decía trabajo en “Agrarios”. Luego lo cambiaron por Agroindustria. Nosotros quisimos volver a la vieja denominación, pero como buscamos impulsar el desarrollo de la región, buscamos algo más abarcativo que “Asuntos”. Por eso le pusimos ese nombre”- respondió el ministro.

En una larga entrevista con Bichos de Campo, el funcionario cuenta que una de las primeras cosas que definieron con Kicillof en materia de política agropecuaria para Buenos Aires fue darle a los temas una mirada más local y a nivel de desarrollo regional. “La problemática no es solo a nivel portuario, sino en cómo se desarrollan cada una de las localidades del interior y cómo aprovechamos la potencialidad de cada una. Para eso se requiere de una complementación productiva entre ellas, cosa que hoy no se da”, manifestó Rodríguez.

Para el ministro bonaerense, el agregado de valor en origen en el ámbito agroindustrial también estará dentro de sus políticas de aliento. Consideró que ese proceso debe desencadenarse “con vinculación entre el sector privado y el público”.

Mirá la entrevista completa realizada a Javier Rodríguez:

-Pero si de desarrollo hablamos, muchas entidades agropecuarias y la propia Mesa de Enlace se quejaron alegando que no ven desarrollo, o bien que el mismo está trabado por las retenciones y otras políticas erróneas hacia el sector.

-Nosotros sí vemos un esquema donde se alienta a la producción. Antes teníamos tasas de interés en bancos oficiales del 80 a 90% y eso trababa que cualquiera pudiera enfrentar una campaña, retomar un ciclo productivo o equiparse. Si hoy vemos el conjunto de variables en juego, como el precio de los combustibles y otros factores, hay un escenario más propenso de aliento a la producción más allá de las retenciones- replicó.

En ese sentido, y a tono con los pronósticos del sector privado, Rodríguez cree que hay buenas perspectivas de cara al inicio de la próxima campaña de trigo en Buenos Aires, que es la provincia que aporta el 50% de la producción nacional del cereal. “Dada la importancia de esta provincia, tenemos una visión coincidente con las estimaciones nacionales que dan cuenta de un incremento en la superficie a sembrar. Y además hemos tenido diálogo con representaciones de varios países compradores, entre ellos, Brasil, y las perspectivas internacionales también muestran un buen escenario” para colocar la próxima cosecha, declaró.

-Siempre nos pasa lo mismo y terminamos exportando mucho y poniendo en descuido el mercado interno ¿Puede haber riesgo de que el mercado interno quede descalzado por mandar mucha producción afuera?

-Hay un compromiso de cuidar el mercado interno entre los abastecedores. No creo que haya inconvenientes ni que nos quedemos sin trigo.

El hombre agropecuario de Kicillof también habló del discutido proyecto de ley que pretende impulsar la senadora rionegrina Silvina García Larraburu para reeditar la Junta Nacional de Granos, Rodríguez dijo que “eso surgió de un proyecto de ley particular y la verdad es que no está esa perspectiva en mente”.

Otra pregunta obligada era saber qué pensaba hacer la gestión de Axel en metaria de regulaciones de las aplicaciones de agroquímicos, sobre todo pensando que en Buenos Aires  rigen normas municipales muy dispersas. “Es cierto. Es un tema que se postergó en su momento. La normativa provincial es muy general y los municipios son los que avanzaron de modo mas específico en las condiciones de aplicación. Por eso definimos en avanzar primero en un observatorio de agroquímicos, donde convocamos al INTA, universidades e institutos tecnológicos”.

De hecho, Rodríguez destacó que “ya está funcionando el Observatorio con el objetivo de generar consensos, dar un soporte técnico y generar recomendaciones. En esto de generar evidencia científico técnica ya recopilamos mas de 300 trabajos o estudios hechos, y también estamos recopilando experiencias de afuera.  Una vez que este observatorio se complete con informes, lo abriremos de modo mas general, a representantes de productores y entidades agropecuarias”, prometió.

En relación al desarrollo de su gestión por delante, Rodríguez remarcó también: “Queremos fortalecer producciones como la ganadera, la porcina, la lechería, y también queremos reforzar la diversificación productiva. Hay actividades que no tienen la visibilidad que merecen como la frutícola. Creo que ahí hay mucho para hacer”.

Despedimos al ministro con una pregunta que se caía de maduro:

-¿Pero finalmente Axel sabe diferencias una naranja de una mandarina?

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad