19 de mayo de 2020 02:44 AM
Imprimir

Guía básica para la identificación de enfermedades digestivas del cerdo en las áreas de destete y engorda

Las enfermedades digestivas del cerdo constituyen uno de los problemas más comunes en las granjas, tanto en la presentacion de forma clínica como en la presencia de la enfermedad de forma subclínica. En ambos casos se generan pérdidas económicas importantes por el retraso de crecimiento de los cerdos, alto coeficiente de variación en el peso de venta, incremento en la tasa de conversión alimenticia, mortalidad, gastos de medicación y vacunación.

En esta guía se ilustran los aspectos clínicos y las lesiones macroscópicas, más características de las enfermedades seleccionadas como las más comunes en granjas porcinas mexicanas.

SÍNDROME DE DIARREA POST-DESTETE


Este síndrome se presenta en la siguiente semana después del destete y se asocia a problemas de adaptación enzimática a la digestión de los almidones presentes en el alimento preiniciador. La abundancia de carbohidratos en la luz intestinal favorece la proliferación de enterobacterias que coadyuvan a acelerar el tránsito intestinal y a manifestar diarrea en el lechón.

Para prevenir este síndrome se recomienda estimular la ingesta de alimento preiniciador en la sala de maternidad y utilizar probióticos y acidificantes en el alimento.


ENFERMEDAD DE LOS EDEMAS


La enfermedad de los edemas ocurre en el post-destete. El patógeno causante de esta enfermedad es la verotoxina 2e (VT2e), producida por una cepa concreta de E. coli (VTEC), que coloniza el intestino delgado. La VT2e entra en el torrente sanguíneo y daña las paredes de los vasos provocando edema en los tejidos a los que ataca, produce una toxina vascular muy potente causando muerte súbita, edema y/o signos nerviosos.


La EE afecta principalmente a lechones entre 5 y 14 días después del destete, aunque se han registrado brotes en cerdos de mayor edad.


SALMONELOSIS


Es una enfermedad causada por Salmonella cholerae suis en su forma entérica y septicémica, y por diferentes serotipos de Salmonella, como tiphimurium,  Salmonella enteritidis, y otras más. Algunos cerdos quedan como portadores asintomáticos y excretan salmonelas periódicamente. Clínicamente puede haber fiebre, diarreas amarillo mostaza, deshidratación y pérdida de peso.  En septicemias por S. cholerae suis hay cianosis cutánea, sobre todo de orejas y morro, así como cuadros neumónicos.


A la necropsia las lesiones más significativas son enteritis fibrinosa con lesiones circulares de centro obscuro, llamadas úlceras botonosas, que se observan sobre todo en la zona de la válvula íleo-cecal, necrosis hepática multifocal, esplenomegalia, petequias en corteza renal y aumento de tamaño de los linfonodos.



ILEITIS PORCINA (endémica)


La Ileítis Porcina es causada por Lawsonia intracelullaris, que es una bacteria que genera hiperplasia de las criptas del íleon, lo que causa engrosamiento de la mucosa e inflamación crónica de mucosa y submucosa, lo que produce baja absorción de nutrientes. Clínicamente se observa diarrea pastosa grisácea, pérdida de peso y conformación física y un aumento de la conversión alimenticia. El peso de los cerdos presenta un alto coeficiente de variación.



SÍNDROME ENTÉRICO POR PCV2


El Circovirus Porcino Tipo 2 (PCV2) causa el Síndrome Multisistémico de Adelgazamiento Post-destete (PMWS. A nivel entérico se observa inflamación granulomatosa del Tejido Linfoide Asociado al Intestino (GALT) y de los linfonodos mesentéricos, así como de la mucosa intestinal, lo que causa diarrea crónica y adelgazamiento severo de los cerdos afectados.  


SÍNDROME HEMORRÁGICO INTESTINAL “Tripa Roja”.


No hay un agente causal identificado en forma definitiva, pero se considera que diversos tipos de Clostridios están involucrados. Existen factores predisponentes como la alta densidad de población, restricción alimenticia por comederos insuficientes o suministro limitado, mala ventilación, calor excesivo. Los cerdos con mayor consumo de alimento están más predispuestos.


DISENTERIA PORCINA


Es causada por Brachyspira hyodisenteriae, y es una enfermedad que se caracteriza clínicamente por diarrea hemorrágica, semilíquida, que genera anemia, deshidratación e hipovolemia severa. La lesión característica es una tiflocolitis hemorrágica, con necrosis de la mucosa y depósito de exudado fibrinoso sobre la mucosa.


LITERATURA RECOMENDADA


ZIMMERMAN, J. et al. Diseases of Swine. 10th Ed. (2012). Wiley-Blackwell Ed. USA.

NEUMANN, E. et al. Swine Diseases Manual. 4th. Ed. (2009). AASV ed. USA.

Autor: Guadalupe Cruz Vivas

Fuente:

Publicidad