20 de mayo de 2020 10:25 AM
Imprimir

¿Tenemos las herramientas para reducir los antibióticos en la producción porcina

La industria porcina mundial atraviesa desafíos sin precedentes; por un lado, la amenaza del virus de la peste porcina africana se ha hecho global, a pesar de que no ha llegado a todos los mercados. El virus continúa circulando hoy entre los jabalíes en los bosques polacos y belgas. Cada día avanza unos metros más hacia el oeste, amenazando a la industria porcina alemana, sin duda una de las más grandes de la Unión Europea..

Rafa Pedrazuela DVM, MBA
Gerente Técnico Global Porcinos, EW Nutrition

Si esto sucede, podríamos estar viendo cambios importantes en el mercado de carne en todo el mundo, en Europa, hay que sumarle además los problemas actuales que están viviendo algunos mataderos de EE. UU. La rentabilidad de la industria porcina en Europa depende de forma significativa de la capacidad de exportación de las grandes corporaciones con sede en Alemania, España, Dinamarca, etc.

Por otro lado, la presencia del COVID-19 en la mayoría de los países está cambiando el comportamiento humano, el consumo de carne en los hogares y sobre todo la forma en que afrontamos el futuro. Tenemos quizás un exceso de virus (COVID19) a través de las noticias, tenemos incluso “noticias falsas” que transmiten mensajes equivocados sobre lo que tenemos o sobre lo que nos viene, y de repente sentimos que la nueva normalidad nunca será la misma.

El futuro de la industria porcina.

Desde mi punto de vista para la industria porcina, el futuro nunca será exactamente el mismo. Nos enfrentaremos a diferentes desafíos, algunos de estos serán estructurales, pensemos por ejemplo en la reconstrucción de la industria porcina China, o por ejemplo la ausencia de relevo generacional o la disminución de la mano de obra disponible. ¿Seremos capaces de sustituir la mano de obra por máquinas?, a través de la implementación de la agricultura de ganadería de precisión, por ejemplo.

También nos enfrentamos a importantes desafíos de salud para nuestros animales: no sólo la Peste Porcina Africana que está aquí para quedarse por un tiempo, sino también nuevas y más agresivas cepas de PRRS, entre otros patógenos. La capacidad de producción de nuestras cerdas aumenta año tras año y sin embargo, en algunos casos, perdemos hasta el 25% de los lechones recién nacidos desde el nacimiento hasta el sacrificio. Estamos viendo un incremento en los niveles de mortalidad no sólo en las transiciones, sino también en la fase de cebo y en reproductoras.

A esto hay que sumarle una tendencia mundial: el futuro de la industria porcina radica en la producción de cerdos con menor número de antibióticos disponibles y es por esto que necesitamos implementar medidas correctivas.

¿Por qué debemos eliminar los antibióticos en la producción porcina?

Presión sobre el sector.

Hay, y habrá, una presión cada vez mayor de muchas partes interesadas en todo el mundo para trabajar hacia la producción porcina con un menor número de antibióticos o incluso sin ellos. Los proveedores de carne, los mataderos y procesadores, los gobiernos a diferentes niveles exigen o exigirán reducciones en el nivel de antibióticos en la producción ganadera.

También existe una creciente consciencia a nivel social mundial con respecto a la resistencia a los antimicrobianos relacionada con el uso de antibióticos en la producción agrícola. Bajo nuestra perspectiva, la presión del consumidor crecerá exponencialmente a medida que la terrible experiencia COVID-19 sea “digerida” por la población mundial.

Presión para acceder al mercado de carne de cerdo.

Existe otra razón muy relevante para comenzar a trabajar en esa dirección: el mercado de carne de cerdo se hace global. Hoy, la escasez de proteína proveniente del cerdo en China está abriendo el mercado a niveles internacional. Ahora cualquier productor de cerdos podría vender carne en el mercado internacional, ya sea a China o en cualquier otro país. Por ejemplo, estamos comenzando a ver movimientos de compañías en EE. UU. o Brasil que prohíben el uso de ractopamina en sus operaciones porque quieren tener acceso al mercado libre de ractopamina (Europa y Asia, más del 70% de la población mundial).

Según M. Pierdon (AASV 2020 Proceedings), en un futuro habrá dos tipos de mercados: el “Nicho ABFree” y el “Comodity ABFree”. Ante este nuevo escenario, los productores deberán analizar cuál es su futuro en el mercado de la carne. Puede que no todas las empresas de producción estén dispuestas a entrar en esta nueva fase, pero seguramente muchos lo intentarán por las oportunidades que esto conlleva.

Estrategias para la reducción de antibióticos.

En Europa, ha llegado el momento; el óxido de zinc será prohibido en junio de 2021, esto es más que una declaración de intenciones, ahora además hay una tendencia en la producción porcina con menor uso de antibióticos, en algunos casos hay una necesidad de mercado; en otros, esto es simplemente rentable.

Desafíos para la reducción de antibióticos

Producir cerdos completamente sin antibióticos no es fácil y no es asequible para todos. Inicialmente, tendremos que renunciar a algunos parámetros de rendimiento para lograr el equilibrio entre lo que queremos y lo que podemos lograr con respecto al rendimiento de los animales. Pero llegará el momento en que estos dos objetivos convergerán.

Para ello, tendremos que incluir en nuestra estrategia de producción todas las herramientas y tecnologías disponibles: la selección genética, la inmunización contra algunos patógenos clave, el control ambiental (obligatorio, pero olvidado frecuentemente), o la detección temprana de enfermedades entre otros.

En esta nueva era en la que estamos entrando, la nutrición y los aditivos alimentarios desempeñarán un papel clave. Será crucial encontrar soluciones dirigidas a la estabilización y diversificación del microbioma, creando y manteniendo granjas saludables y logrando todos los parámetros productivos.

¿Tenemos las herramientas para la reducción de antibióticos?

Si consideramos que hoy en día hay empresas capaces de producir cerdos completamente libres de antibióticos, la respuesta a la pregunta del encabezado es que por supuesto que SI, ya tenemos las herramientas para ello y se están usando actualmente.

Sin embargo, para la mayoría de los productores, la respuesta a la pregunta ¿Podemos producir cerdos completamente libres de antibióticos? es muy probable que la respuesta sea NEGATIVA. No es tan sencillo y este tipo de producción requiere enfoque holístico que comienza en la fase de los lechones recién nacidos donde juega y jugará un papel clave la microbioma de estos. El conjunto de bacterias residentes en el digestivo de los animales estará fuertemente influenciado por muchos factores

¿Cuáles son, entonces, los elementos que formarán parte de este nuevo juego que comprende un nuevo enfoque?

• La ingesta de calostro y el manejo de los lechones.
• El uso (abuso) de antibióticos y su influencia en el tracto gastrointestinal.
• El microbioma de los lechones recién nacidos y su evolución durante los periodos de destete y transición.
• El proceso de destete, el apetito y la ingesta de agua.
• La eliminación de óxido de zinc y su influencia en la flora intestinal.
• El sistema inmune y la relación con el mayor órgano del sistema inmune, el digestivo.
• La inflamación y su modulación a nivel intestinal.
• El estado de salud y el efecto sobre las infecciones concomitantes: cuáles son clave y cuáles son patógenos secundarios
• La bioseguridad, el manejo y la higiene tan importantes y a veces olvidadas.

Como conclusión, no existe una herramienta única ni una bala de plata, sino un enfoque holístico que nos permita afrontar este nuevo desafío que enfrenta la industria porcina del futuro. Se trata por tanto de un viaje que todos los implicados en el sector porcino debemos emprender.

Publicidad