21 de mayo de 2020 00:17 AM
Imprimir

Avanzan en el tratamiento de infecciones virales que afectan a la acuicultura

Se estima que las piscifactorías sufren pérdidas de la mitad de sus especímenes cada año debido a enfermedades

Las piscifactorías son necesarias para garantizar el consumo de pescado, pero cada año sufren grandes pérdidas debido a enfermedades. El laboratorio de la investigadora María del Mar Ortega Villaizán en la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche investiga la respuesta inmunológica de los peces ante las infecciones virales. Este trabajo, desarrollado en el Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria (IDIBE UMH), ha sido financiado con fondos europeos y ha demostrado importantes resultados sobre la función que cumplen los glóbulos rojos de los peces ante la enfermedad.

El proyecto europeo BloodCellsCrosstalk, que lidera la profesora Ortega Villaizán, se ha centrado en cómo los glóbulos rojos de los peces responden al virus de la septicemia hemorrágica vírica y el virus de la necrosis pancreática infecciosa, dos enfermedades que diezman las poblaciones en granjas acuicultoras y causan grandes pérdidas económicas en el sector. La aplicación industrial de los resultados de la investigación será necesaria para garantizar el consumo de pescado en un contexto de cambio climático y crecimiento de la población. La captura de peces para el consumo ha alcanzado su máxima capacidad, por lo que el 47% del pescado que se consume en el mundo ya proviene de la acuicultura. Pero, a pesar del crecimiento que ha experimentado el sector en los últimos años, se estima que las piscifactorías sufren pérdidas de la mitad de sus especímenes cada año debido a enfermedades.

La profesora explica que la idea es fortalecer los mecanismos internos de la trucha arcoíris para prevenir el avance de la infección. Uno de los descubrimientos destacados tiene que ver con el papel que desempeñan los glóbulos rojos en el sistema inmune de los peces. Según los resultados del proyecto, después de la infección, los glóbulos rojos –células que típicamente son conocidas por transportar el oxígeno en la sangre- sorprendentemente producen citoquinas y moléculas antivirales. La investigadora ha identificado proteínas antivirales implicadas en este mecanismo para detener la infección viral y está investigando cómo pueden ser utilizadas como tratamiento antiviral. Por ejemplo, fomentando la producción de estas proteínas antivirales para reforzar el sistema inmunitario de los peces como alternativa a otras medicaciones, ya que su destino final es el consumo humano.

Publicidad