26 de mayo de 2020 10:38 AM
Imprimir

Cómo las nuevas tecnologías están ayudando ante la problemática por las malezas

CompartiremailFacebookTwitterPara los ingenieros agrónomos, no es novedad que el control químico de malezas hace mucho dejó de ser la única opción adecuada. Cuando recorremos un campo, en el sudeste y el sudoeste bonaerense, para evaluar la posibilidad de producir, no sólo tenemos en cuenta las aptitudes del suelo, condiciones agroclimáticas de la zona, distancia al puerto, el cultivo […]

Para los ingenieros agrónomos, no es novedad que el control químico de malezas hace mucho dejó de ser la única opción adecuada.

Cuando recorremos un campo, en el sudeste y el sudoeste bonaerense, para evaluar la posibilidad de producir, no sólo tenemos en cuenta las aptitudes del suelo, condiciones agroclimáticas de la zona, distancia al puerto, el cultivo antecesor y otras variables que evaluamos para llevar adelante el negocio agrícola. Una de las tareas más importante a la hora de recorrer es evaluar la presencia de malezas resistentes o tolerantes a distintas familias de herbicidas.Ads by 

En nuestra zona, las malezas más problemáticas son el raigrás resistente a glifosato, crucíferas resistentes a ALS, glifosato, en algunas zonas a 2,4D y, hace poco, el yuyo colorado resistente a glifosato.

La dinámica agresiva de ingreso de las malezas en los campos es preocupante. Por un lado, los costos aumentan entre 40 y 60 dólares por hectárea, dependiendo de la problemática y de los cultivos, haciendo en algunos casos que los rindes de indiferencia estén muy cerca de los rindes potenciales del campo. Por otro, nos hace reflexionar acerca de las prácticas que estamos ejerciendo.

Desde Alea, el manejo de malezas que estamos llevando a cabo se apoya en varios puntos importantes, tratando de producir de manera sustentable, apoyados en la trazabilidad, eficiencia y preservación del medio ambiente y dándole importancia al monitoreo y conocimiento de la dinámica de las malezas, con soporte de aplicaciones para el manejo y registro.

Rama negra en soja
Rama negra en soja

Para esto estamos trabajando con SIMA para la toma de registros a campo, e integramos Fieldview a los monitoreos. Estas herramientas nos permiten tener mapas de malezas georreferenciados, datos para poder trabajar a lo largo de las campañas y evaluar la evolución de las malezas en los lotes.

De esta manera, no sólo disponemos de información ordenada y útil a la hora de analizar los datos y la historia de cada lote sino que podemos trabajar de manera más eficiente, sustentable y con mejores controles.

También estamos comenzando a trabajar con Unimap, un software instalado en las pulverizadoras para poder mejorar los procesos de aplicación, con datos instantáneas recibidos en el teléfono o cualquier dispositivo.

Tener en el mercado aplicaciones selectivas, estaciones meteorológicas en las pulverizadoras con la posibilidad de tener mayor control y eficiencia en las aplicaciones, junto con la adaptación de los conocimientos agronómicos cada campo, nos permiten pensar estrategias adecuadas para cada caso.

El manejo de las malezas de un lote comienza mucho antes de lo que la mayoría cree. Las cosechadoras son uno de los principales medios de dispersión, no son pocos los casos en los que la mayor presencia de malezas se da en los lotes es en donde entró la máquina. Por lo que en cosecha es importante realizar una profunda limpieza de las máquinas para evitar esta dispersión ¿Se hace? Muy poco.

Hay que practicar la agronomía (rotación de cultivos, de principios activos, monitoreo, dinámica de malezas) en conjunto con las nuevas tecnologías y el sentido común, junto con responsabilidad social, para producir de manera sustentable y eficiente.

El autor es responsable de producción agrícola en Alea y Cía. SA en el sudeste y el sudoeste de la provincia de Buenos Aires

José Gandini

Fuente: La Nacion

Publicidad