27 de mayo de 2020 19:13 PM
Imprimir

Argentina gestiona el ingreso de rabinos para la faena religiosa

El Consorcio de Exportadores de Carne ABC solicita que se permita el ingreso de rabinos para poder continuar con la producción Kosher destinada al mercado israelí.

En un contexto casi totalmente subsumido por la pandemia de COVID-19, en el que los mercados perdieron la previsibilidad, el miedo del desabastecimiento reina y las economías de muchos países están llenas de dudas, Argentina necesita buscar alternativas para suplir las complicaciones que se generaron con los envíos al mercado europeo y asegurar el ingreso de divisas.

Si bien muchas de las esperanzas de la industria exportadora se reposan sobre un potencial crecimiento de la demanda del mercado chino; se comenzaron a diligenciar medidas para reactivar enteramente las relaciones comerciales con Israel, que traccionan casi 110 millones de dólares anuales.

Argentina es el quinto exportador de carne kosher del mundo, pero la continuidad de la faena depende de la presencia de rabinos especializados que certifiquen que la mercadería es tratada siguiendo estrictos hábitos religiosos que son determinantes para su consumo.

De acuerdo a lo que informó la agencia Reuters, Argentina está gestionando el arribo de una delegación de rabinos para la certificación de la producción kosher y garantizar, así, el flujo comercial con el mercado israelí.

La cancelación de los vuelos internacionales y el impedimento de ingreso de vuelos comerciales por parte de la Argentina, frena la llegada de los rabinos que trabajan la faena y limitan el volumen de las exportaciones a los mercados kosher.

Para sortear estas trabas, el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, anunció que solicitaron el ingreso de rabinos en “chárters supervisados, autorizados y coordinados por los Gobiernos de ambos países”.

Sin precisar la cantidad de religiosos que ingresarían en el caso de obtener el visto bueno de ambos gobiernos, Mario Ravettino, Presidente del Consorcio ABC, afirmó que “se necesitarían al menos 15 rabinos en cada línea de producción por frigorífico”.

Se espera que al número limitado de rabinos especializados en faena de carne kosher que están en el país, se le puedan sumar los rabinos que se encuentran del otro lado del Atlántico; sin embargo, la solicitud del Consorcio aún aguarda respuestas por parte de ambos países

Fuente: BAE

Publicidad