28 de mayo de 2020 12:56 PM
Imprimir

Reclamaron por ropa de trabajo y los despidieron

Ocurrió en una planta de procesamiento y cámara de congelado de Mar del Plata. Tres trabajadores fueron cesanteados por pedir indumentaria adecuada. Desde el SOIP señalaron que no es la primera vez que ocurre en el establecimiento.

Tres trabajadores del pescado que cumplían tareas de corte y de camaristas en una planta ubicada en Triunvirato y San Salvador, en el barrio Puerto de la ciudad de Mar del Plata, fueron cesanteados por la responsable del establecimiento luego de reclamar por ropa de trabajo adecuada para poder ingresar a la cámara frigorífica.

Los hechos ocurrieron ayer por la mañana cuando los obreros fueron despedidos por “Karen”, la encargada de Cajorma SA, la firma donde trabajaban hace cuatro, dos y un año. Algunos días cortaban pescado y otros movían mercadería de terceros al interior de la cámara.

Nicolás, uno de los despedidos, muestra el pantalón roto a la altura de su pierna derecha y uno de los botines despegado del taco y otro juego, descosidos en la caña. “Con esto tenemos que trabajar en condiciones más que precarias; mojados, a menos 20 grados de temperatura, sin camperas… un desastre”, contó el trabajador.

Intervino el gremio en el conflicto y más allá de los intentos para que la empresa recapacite, no lograron otra cosa que una reunión con Adriana Comisso, la abogada laboralista, experta en acordar con trabajadores arreglos indemnizatorios que luego son homologados en el Ministerio de Trabajo.

“Son ellos tres, no tiene más personal. Ellos hacen todo y siempre pasa lo mismo con esta gente. Cuando reclaman condiciones mínimas de trabajo, los despiden”, contó María de los Ángeles Domínguez, representante del SOIP, quien acompañó a los obreros en su reclamo.

Nicolás asegura que ni siquiera están en una cooperativa sino que trabajan en negro desde que comenzó la relación laboral, que venían pidiendo ropa nueva hace un tiempo y que más allá de alguna promesa vaga, nunca recibieron una respuesta satisfactoria.

Ayer volvieron a reclamar por la indumentaria. Ayer se quedaron en la calle.

Publicidad