29 de mayo de 2020 00:07 AM
Imprimir

Cómo descongelar los alimentos correctamente

Es necesario que la descongelación se realice en condiciones adecuadas

A veces vamos a preparar la comida y nos damos cuenta de que se nos olvidó descongelar un ingrediente. Lo sacamos del congelador y lo ponemos bajo el grifo del agua caliente. Otras veces, para descongelarlo, lo dejamos en la encimera de la cocina para tenerlo listo en un par de horas. Ninguna de estas dos situaciones son seguras a la hora de descongelar alimentos.

La mejor forma de descongelar un alimento es dejarlo en el frigorífico, colocarlo en el microondas y sumergirlo en agua fría. Cuando este proceso se hace de forma incorrecta, existe un mayor riesgo de exposición a bacterias. Mantener la temperatura adecuada durante la descongelación evita que estas bacterias puedan multiplicarse.

meat 327981 1280

Descongelar en el frigorífico

Para mantener la calidad de los ingredientes, lo ideal es descongelarlos en la parte baja de la nevera. Es la manera en la que la temperatura está controlada en todo momento. El mayor inconveniente es el tiempo necesario para ellos, que requiere una planificación, ya que, dependiendo del tamaño, puede tardar entre 12 y 24 horas. Aunque es el método más lento, es uno de los más seguros.

Un truco. Cuando coloques el alimento en la nevera, emplea un plato o bandeja para recoger el líquido que se genera y evitar que caiga sobre otros alimentos o que manche el frigorífico.

Usar el microondas

Para descongelar un alimento en el microondas, es mejor hacerlo en pequeñas porciones, parando de vez en cuando y removiendo el contenido. De esta forma, se facilita la descongelación uniforme y se evita que se caliente el exterior y permanezca congelado el interior del alimento. Conviene cocinar inmediatamente estos alimentos, ya que alguna parte ha podido comenzar a cocerse.

bigstock  211666261

Sumergido en agua fría

Esta forma de descongelación es más rápida que usando la nevera, pero necesita unas condiciones. Los alimentos deben estar envueltos o envasados de forma hermética para evitar que sus tejidos absorban agua y, por tanto, pierdan calidad o se produzca algún tipo de contaminación por la presencia de bacterias. El alimento, bien cerrado, se sumerge en agua fría, que se debe renovar cada 30 minutos para que continúe el proceso. Este proceso, dependiendo del peso y tamaño de lo que queramos descongelar, puede tardar entre una y dos horas.

También hay muchos alimentos que podemos cocinarlos sin descongelar, lo que nos facilita la tarea. En ese caso, debemos tener en cuenta que tardará más tiempo en cocinarse.

Una última recomendación: nunca hay que congelar un alimento que ha sido descongelado, salvo que haya sido cocinado previamente.

Fuente: www.65ymas.com

Publicidad