29 de mayo de 2020 00:26 AM
Imprimir

España : La exportación a países árabes durante el confinamiento alivia al sector del vacuno

La entrada de animales de reposición para cebo baja un 32%

 La exportación a países árabes está aliviando los efectos de la pandemia sobre el sector vacuno. “En lo que llevamos de mayo y final de abril, el ritmo de exportación de animales vivos a países árabes ha sido brutal, han sido las semanas y el año que más animales vivos se han exportado, miles y miles de cabezas, y eso ha ayudado a que no se destruyera más el mercado. Los árabes han venido aquí porque la bajada de precios en lonja les ha interesado, lógicamente”, explica José Manuel Macarulla, director ejecutivo de Araparda (Asociación de Criadores de raza bovina Parda de Montaña).

En la situación de crisis sanitaria por la covid-19 y ante lo que podría llegar a pasar, los ganaderos han vendido todos los animales que han podido. “Todo lo que tenían se ha sacrificado o se ha exportado, y la entrada de animales de reposición para cebo procedentes sobre todo de Francia ha bajado un 32 por ciento, una barbaridad”, comenta.

Con estos datos, Macarulla dice que su percepción es que en el último trimestre o cuatrimestre del año “aquí van a faltar animales y carne, porque en vivo hemos exportado miles de animales y hemos sacrificado todo lo que hemos podido y más en previsión de problemas. Si a la normal bajada en consumo de carne que suele haber en verano añadimos la situación del turismo, los ganaderos han vendido los animales y dejado de reponer para engordar, con lo cual, qué nos queda”.

Asimismo, explica que esta semana se siguen cargando barcos de animales vivos hacia los países árabes. “Eso es bueno, pero los que se tenían que sacrificar en diciembre y enero serían los animales de reposición que tendrían que entrar ahora principalmente de Francia, y si aquí se ha bajado un 32 por ciento los animales de vida van a valer más dinero porque no habrá. Vamos a esperar a ver qué pasa en septiembre u octubre, si la situación se normaliza un poco, o incluso en agosto”. Según Macarulla, en ese mes, que es cuando se exporta mucho a Italia, “no vamos a tener muchos animales, van a faltar; esa es mi opinión. Esto es muy fácil, si aquí se sacrifican y se exportan todos los animales y no entran para reposición, al final qué nos queda. Estos próximos meses van a ser de altibajos y van a ir en función de cómo vaya la exportación de animales vivos, y en septiembre octubre veremos si falta carne”.

Otro apartado del sector son las ferias, un buen motor para la venta de animales. “El mercado nuestro de raza va tirando hacia delante con precios razonables, más de lo que nos esperábamos, es cierto, pero ahora teníamos puestas las miras en las ferias y estamos muy preocupados con las que se celebran en otoño porque no sabemos qué va a pasar. Estamos hablando con la Feria de Salamanca que en ganado es la más grande de España y no tiene nada decidido. Creo que hay que pensar y reflexionar respecto a si se hacen o no las que quedan de aquí a final de año”.

En cuanto a precios, indica que la canal del animal ha bajado del orden de entre 14 y 20 céntimos por kilo, “pero esta bajada no se ha trasladado a los puntos de venta; es algo que las administraciones deberían revisar porque no es lógico”, señala.

José Manuel Macarulla también se refiere a las ayudas destinadas por Europa al almacenamiento privado, es decir, para la congelación de carne. “La verdad es que no se está congelando mucho y, tanto en ovino como en vacuno, los datos de carne congelada no son muy elevados porque los animales van saliendo. Lo que se ha congelado en España es carne que iba a la restauración, a la que se suelen destinar las partes nobles del animal, las de más valor, y ya sabemos cómo está la restauración en estos momentos”.

El sector ganadero pide que no se le pongan trabas administrativas a los movimientos de ganado, “que se puedan agilizar los procedimientos, y que se mantengan los apoyos. Somos un sector que en general hemos dado la cara ante esta crisis sanitaria, hemos seguido dando de comer a la gente en las mismas condiciones que antes. Como sector hemos dado un ejemplo de responsabilidad y creo que deberíamos tener más visibilidad porque a veces no todo se resume en dinero”, concluye.

Publicidad