29 de mayo de 2020 14:31 PM
Imprimir

Uriarte dijo que se reactiva la exportadora cárnica y anunció próxima exportación de ganado en pie

La venta de ejemplares en pie “hace que el mercado ganadero se mantenga activo y retome el camino de fortaleza”, comentó el ministro.

China, Turquía e Israel muestran actividad “cada vez es más pujante”, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Carlos Uriarte, en relación a la actividad cárnica que da señales positivas gracias al mercado chino. También confirmó que se exportará ganado en pie a Turquía y la pronta llegada de las cuadrillas kosher para efectivizar la venta a Israel, además de señalar que se explora la colocación de productos cárnicos en países del sudeste asiático.

El ministro Uriarte y el subsecretario Ignacio Buffa  participaron de una reunión con el presidente Luis Lacalle, el secretario de Presidencia Álvaro Delgado y el prosecretario Rodrigo Ferrés, luego de la cual el jerarca ofreció una conferencia de prensa en la que se refirió a las buenas perspectivas respecto al mercado internacional del sector cárnico, uno de los principales motores de la economía nacional.

Tuvimos una “puesta al día de la situación del sector agropecuario”, dijo Uriarte, analizando el cierre de la cosecha de soja y arroz, “y las perspectivas de las siembras de cultivo de invierno”, que se está realizando ahora.

En materia de carne y ganado, destacó que “el mercado externo reactivó los negocios, fundamentalmente hacia China, con precios menores a los de 2019. Se demuestra una actividad cada día más pujante”, observó. China necesita alimentar a su población y garantizar la seguridad alimentaria y en eso juega un rol de gran importancia la confianza que Uruguay genera como proveedor de alimentos.

Cabe señalar que en 2019 se dio una espiral al alza y el precio pagado por China por cada tonelada de carne llegó a valores inusualmente altos, por lo cual ya se esperaba que se diera una caída de los precios, aún sin el efecto de la pandemia.

Además el gobierno no descarta colocar carne en otros mercados como los del sudeste asiático, zona pujante del mundo en la cual se está trabajando para lograr las debidas habilitaciones, expresó Uriarte.

En otro orden, en los próximos días se realizará una exportación de ganado en pie, concretamente terneros con destino Turquía. La venta de ejemplares en pie “hace que el mercado ganadero se mantenga activo y retome el camino de fortaleza que se refleja en el optimismo de los negocios por pantalla, donde se comercializa arriba del 90 % de lo que ofrecen a precios muy razonables”, añadió.

Las cuadrillas kosher llegarán prontamente

La semana pasada en rueda de prensa brindada en el litoral, Uriarte dijo que en los primeros días de junio llegarían las cuadrillas kosher, y se refirió a la necesidad de agilizar los trámites para el arribo de las mismas, y que puedan realizar su trabajo de forma diligente pero cuidando el aspecto sanitario. Ayer volvió sobre el tema y dijo que se está a la espera de esas delegaciones que reforzarán las ventas al exterior y ayudarán a mejorar la capacidad de la industria.

Esta semana llegó a Paraguay una delegación kosher que implica a unas 40 personas entre técnicos y rabinos que aterrizaron en un vuelo desde Brasil. El vecino país posee habilitación en las plantas frigoríficas Concepción, San Antonio y Guaraní. La faena comenzará luego de que la delegación cumpla con dos semanas de cuarentena bajo la supervisión de las autoridades sanitarias paraguayas.

Uruguay maneja la posibilidad de acelerar la estadía de la delegación israelí, siempre y cuando eso sea posible garantizando el cumplimiento de las disposiciones sanitarias.

Las cuadrillas kosher (término que significa apropiado) se aseguran que los animales cumplan con las disposiciones religiosas a la que están obligados, lo que incluye el modo de sacrificar a los vacunos. Esto es a través del shejitá, o sea un corte en la garganta para evitar el sufrimiento animal.

El shejitá se realiza por alguien preparado para tal acto, con cuchillos adecuados y con las bendiciones debidas, haciendo de la faena un acto sagrado, posteriormente se separan las partes que no son aptas para el consumo, según lo establecido en la Torá y/o el Talmud.

Publicidad