29 de mayo de 2020 14:46 PM
Imprimir

Rabobank muestra la confusión existente en el comercio mundial de la carne de vacuno debido a la COVID-19

CompartiremailFacebookTwitter“La Covid-19 y las medidas asociadas para contenerlo han creado confusión en el mercado mundial de carne de res. Mientras que algunos países, como China, Australia, los EE.UU. y, más recientemente, la Unión Europea, comienzan a eliminar algunas de las restricciones, otros países, como los de América del Sur, están comenzando a sentir los impactos”, […]

“La Covid-19 y las medidas asociadas para contenerlo han creado confusión en el mercado mundial de carne de res. Mientras que algunos países, como China, Australia, los EE.UU. y, más recientemente, la Unión Europea, comienzan a eliminar algunas de las restricciones, otros países, como los de América del Sur, están comenzando a sentir los impactos”, según Angus Gidley-Baird. analista del ámbito de la proteína animal de Rabobank . “La contención del virus, las posibilidades de una segunda ola de infecciones, las reacciones de los consumidores y las consecuencias económicas aún son inciertas”.

Tras la desaceleración o el cierre de varias plantas de procesamiento de carne a fines de abril en EE.UU., el sacrificio casi cayó un 50% respecto a 2019. Esto ha presionado los suministros de carne en los supermercados y también la cantidad de ganado que pasa a ser cebado para sacrificio. A lo largo de mayo los niveles de sacrificio han vuelto a la normalidad pero tardará en recuperar la normalidad.

En el caso de Australia, la suspensión de China de cuatro de sus principales mataderos el pasado 12 de mayo por razones técnicas, ha motivado un descenso de la producción ya que estas plantas suponen buena parte de la producción del país y China es uno de los principales destinos para la exportación. Algo similar ya había ocurrido en 2017 y tardaron 3 meses en regularizar la situación.,

En otro de los grandes productores de carne de vacuno, India, las interrupciones en el sacrificio y producción de carne de búfalo están afectando a la disponibilidad de carne. Los mercados de animales no funcionan o lo hacen de fomra limitada. Además, hay demoras en los puertos para las exportaciones. Por tanto, el comercio exterior de este tipo de carne, de la que India es la prinicipal productora, se va a ver seriamente afectada.

Por último, Rabobank señala que el impacto de la COVID-19 y el hecho de tener monedas más débiles frente al dólar han llevado a que se reduzca el precio del ganado durante los últimos tres meses y hace que se sitúe en su precio más bajo desde marzo de 2010. Todos los países, excepto Australia, han visto importantes reducciones en los precios del ganado.

Fuente: Eurocarne

Publicidad