30 de mayo de 2020 01:45 AM
Imprimir

Advierten por fuerte caída en los precios de las exportaciones de carne a China

La devaluación en Brasil y la mayor participación de Estados Unidos en las ventas a China suman factores bajistas para el valor que pagan los chinos.

Las exportaciones de carne bovina a China registran un volumen fluido de ventas, pero desde la industria frigorífica advierten por un mercado asiático que empieza a enfriarse en materia de precios, con variables como la mayor participación de Estados Unidos y Brasil en las ventas a ese destino y una decisión por parte del gobierno chino en reducir precios. En este contexto, algunos de los exportadores de peso estarían renegociando el monto de los contratos.

El negocio frigorífico se enfrenta a un cierre de semestre con luces y sombras y mientras las estadísticas oficiales muestran que los embarques de carne bovina cerraron el primer cuatrimestre del año con un incremento del 19,5% interanual, analistas del sector y directivos de la industria describen un escenario complejo. El dato a tener en cuenta es que no se trata de un problema de volumen de ventas, sino de una caída en los precios que paga el principal cliente argentino.

Las exportaciones de carne bovina cerraron 2019 con ventas cercanas a las 840.000 toneladas y un ingreso de divisas de unos USD3.600 millones, con China como destino excluyente. En este contexto, los asiáticos llegaron a convalidar valores cercanos a los USD 7.000 la tonelada, pero esta tendencia empezó a desinflarse hacia finales de ese año, y luego se agravó con la irrupción de la pandemia de coronavirus.

Consultado por BAE Negocios, el analista ganadero Ignacio Iriarte señaló que si bien la demanda externa por carne bovina evidencia algunas señales de reactivación, se vive un clima de preocupación ante la intención por parte de China de renegociar el valor de los contratos y en este sentido, enumeró dos factores del escenario internacional para explicar esta situación.

Por un lado, Brasil registró un incremento en el número de plantas frigoríficas habilitadas para exportar a China, sumado a la fuerte devaluación del real, que les brinda mayor competitividad a la hora de exportar. El otro factor que no se debe pasar por alto es la participación más activa en las ventas de carne porcina a China por parte de Estados Unidos. Ante este escenario, Iriarte subrayó que “la recuperación  de China no es la que se estaba viendo hace unos meses”.

Carlos Riusech (h), Gerente del Frigorífico Gorina, explicó que en el transcurso de las últimas dos semanas, las operaciones con destino a China se empezaron a ralentizar, con precios a la baja, que en el caso de los cortes que se comercializan a ese destino cerraron alrededor de los USD3.800- USD4.000 por tonelada.

El directivo señaló que algunos importadores demoran las operaciones a ese destino, con bajas de precios que por el momento no permiten visualizar un piso. “Hay rumores en el mercado de operadores que están pidiendo renegociar contratos, en una situación similar a la que se vivió en diciembre del año pasado”, anticipó.

Fuente: Bae

Publicidad