31 de mayo de 2020 00:53 AM
Imprimir

El mercado de las carnes

Se llevó a cabo una charla por el sistema de teleconferencia impulsada por Confederaciones Rurales Argentinas. Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa Nacional de Carnes, y Claudio Zuchovicki, economista, trazaron el panorama global para el sector

El escenario después de la pandemia es incierto para los productores de alimentos en general y de las carnes en particular, dado que el desarrollo de esa actividad depende mucho de la exportación que está condicionada por el COVID-19. Para analizar las condiciones actuales y futuras de los mercados para la ganadería argentina, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) organizó una conferencia con la modalidad virtual.

En ese espacio, el coordinador de la Mesa Nacional de Carnes y expresidente de CRA, Dardo Chiesa, dejó en claro que el futuro para las exportaciones de carnes estará determinado por las condiciones sanitarias que exigirán los mercados del mundo.

“Habrá seguramente una nueva realidad, donde empezarán a pedir sobregarantías sanitarias para la producción y el proceso de alimentos en general y de carnes en particular”, dijo. Advirtió que esto seguramente “va a llevar un esfuerzo adicional” de parte de los actores del sector.

Anticipó que a su criterio, lo que viene es un trabajo de trazabilidad individual, es decir que se deberán implementar sistemas para identificar no ya el lote, sino a cada vaca desde el nacimiento hasta su destino final.

Otro punto que a su criterio se profundizará tras la pandemia es la consecuencia de las acciones de las entidades que cuestionan la producción cárnica por los efectos ambientales. Citó algunos números llamativos sobre la influencia de estas acciones, indicando que tiene datos que “en una fiesta promedio, el servicio de catering tiene que preparar menúes veganos para el 7% de los asistentes”.

También remarcó que grandes multinacionales están produciendo “carne sintética”, es decir, un alimento que se llama carne, pero que en esencia no tiene carne.

Con el tema de las “hamburguesas veganas” tomó la posta el otro disertante de la actividad organizada por CRA.  Se trata del analista financiero Claudio Zuchovicki, quien señaló que la empresa de Estados Unidos que más creció en la Bolsa fue precisamente una dedicada a ese rubro.

Antes de iniciar el tema específico de la charla, dijo que esta pandemia no va a representar el final del capitalismo ni “que va a haber un cambio de un día para otro”. “Lo que sí ocurre es que se aceleraron algunos procesos de cambio que ya se venían gestando”, indicó.

Ya entrado en su tema, señaló como primer punto que lo que vivimos con la pandemia por coronavirus es “una crisis de oferta”. “Se frenó la economía de golpe y hubo que parar la producción. Si es como señalan la mayoría de los analistas, se va a dar que así como 2020 va a ser el de mayor caída global de los PBI, 2021 va a ser el año de mayor recuperación de la historia. Porque esto no fue una guerra donde se rompieron caminos y rutas o un tsunami que destruyó la capacidad instalada. Fue una crisis de oferta”, planteó.

El dato más interesante de ésta definición es que al terminar lo que llamó irónicamente “el cepo humano” en el mundo, todo volverá, a otro ritmo, a funcionar.

Por eso considera que “este no es un momento para vivir de rentas porque las tasas en el mundo son negativas”. Y agregó: “Trabajo en el mercado de capitales y si alguien viene con 50 mil dólares para generar renta en el mundo financiero, le sugiero que no, porque va a tener rentabilidad negativa. Es preferible ponerlo en la economía real”, indicó.

Al hablar de lo que viene, señaló que en el corto plazo ve que en Argentina las variables están controladas. “El dólar sube al ritmo que quiere el Central, con una devaluación que está entre un 3% y un 4% mensual. Está controlado”, dijo. Considera que eso posiciona a los productores con una situación positiva. “Porque el valor de intercambio es bueno. Lo que tenemos el mundo lo compra y lo que compramos, quizá baje de precio por el exceso de oferta”, aseveró.

Siguiendo con el análisis de lo que viene, no fue tan optimista al hablar del mediano plazo. “Creo que va a estar muy complicada Argentina si no deciden incentivar la producción”, concluyó.

Fuente:

Publicidad