31 de mayo de 2020 11:33 AM
Imprimir

Informe Agro Semanal: Incertidumbre para el trigo y la propuesta de los sojeros

Una nueva medida del Banco Central provocó que las empresas importadoras de fertilizantes e insumos dejasen de entregar mercadería, lo cual genera gran incertidumbre sobre la campaña de granos finos. En la otra vereda, la cadena de la soja propuso eliminar retenciones sin impacto fiscal para el Estado.

La semana pasada, tal como fue reflejado en esta misma columna, el Banco Central dispuso forzar las ventas anticipadas de la soja y el trigo recién cosechados. A tal fin determinó que los productores no podrían acceder a financiamiento bancario con tasas subsidiadas si no se desprendían de por lo menos el 95% de esas cosechas.

Este viernes, otra vez el Banco Central, dispuso mediante una normativa restringir el acceso al dólar oficial a las empresas importadoras. El tema es que a las puertas de la próxima siembra de trigo y cebada las compañías importadoras de fertilizantes y agroquímicos frenaron las ventas y entregas de esos insumos.

Concretamente lo que ocurre es que los importadores de insumos para el agro acuden al Mercado Único Libre de Cambios (MULC), para comprar los dólares a la cotización oficial. Pero ahora, el Banco Central, que es el mayor oferente de divisas en ese mercado mayorista, estableció una serie de limitaciones para esas empresas porque presupone tienen dólares en el extranjero. Incluso también les cerró la puerta para que puedan dedicarse a “dolarizar” su cartera a través del Mercado del “dólar Bolsa” (MEP) o del “contado con liquidación” (CCL).

Cabe destacar que una buena parte de estas importaciones son realizadas por empresas multinacionales, que se supone tienen disponibilidad de dólares en el exterior. Sin embargo, al no tener acceso al dólar más barato y tener que ir al mercado alternativo se va a generar una fuerte suba del costo de esos insumos a los productores.

Según una fuente del sector económico, “Esta medida obedece a que, previendo una mayor devaluación y un incierto desenlace de la negociación por la deuda, muchas empresas vienen acelerando la cancelación de sus compromisos con el exterior. En algunos casos, con sus casas matrices”.

Frente a las nuevas medidas del BCRA, desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), advirtieron que, “el Banco Central activó una resolución de extremaunción y es así, porque de llevarse adelante peligra la mayor cadena productiva del país”.

Lo cierto es que esta situación inesperada frenó la entrega de insumos al agro justo en momentos que se ponían en marcha las sembradoras para implantar los granos finos. Un productor juninense comentó que “Pocas veces he visto una campaña de trigo con tantas incertidumbres y, lo que se suponía iba a ser la campaña más importante de la historia de nuestro país, ahora es la más incierta. Si esto no se resuelve rápido no vamos a poder sembrar. Los números no dan”.

La propuesta de los sojeros
La cadena de la soja (Acsoja) elaboró un informe en conjunto con la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) con el objetivo de presentar una propuesta para avanzar en una eliminación gradual de retenciones sin impacto en los ingresos fiscales del Estado.

El trabajo se centró en la elaboración de una propuesta para avanzar en una eliminación gradual de retenciones. La idea es que se podría ir a un derecho de exportación del 20% en 8 años sin un gran impacto en la recaudación del corto plazo y con un fuerte crecimiento en ingresos en el largo plazo gracias a la mayor producción.

Este trabajo plantea que con un horizonte de retenciones del 20% para 2027, la producción podría crecer de las 50 millones de toneladas actuales hasta los 68,5 millones de toneladas.

Según el trabajo de la Fundación FADA, con esta mayor producción, que crecería un 14% en 8 años, se generarían 573 mil fletes de camiones adicionales, un ingreso adicional de divisas de US$ 4.345 millones y US$ 500 millones más de recaudación por campaña.

Para esta estimación FADA consideró que por cada punto porcentual de derechos de exportación, el aporte tributario aumenta en un 1,73%. «El efecto fiscal sería neutro para la campaña 2026/27 con retenciones del 20% y una producción que podría crecer un 14%», destacó Luis Zubizarreta, presidente de Acsoja. Y agregó: «Tenemos que ir buscando socios. Debemos convencer a algunos primero y luego a la mayoría. Este es el camino para que la Argentina salga adelante. No es tarea fácil lograr que nos acepten», destacó.

Por último indicó: «Tuvimos algunas reuniones con funcionarios y siempre nos han escuchado», destacó y finalizó diciendo que «No debemos caer en el pesimismo, tenemos muchos argumentos para plantearlo».

Por: José Luis Amado -Periodista Agropecuario-

Publicidad