2 de junio de 2020 12:06 PM
Imprimir

Por la última suba de las retenciones, volvió a crecer la carga impositiva en el agro

Lo sostuvo un informe de la Fundación Mediterránea. De todas maneras, la presión fiscal es menor en comparación con los dos gobiernos de Cristina Kirchner.

La carga tributaria volvió a aumentar en la actividad agrícola tras las sucesivas modificaciones al esquema de Derechos de Exportación pero de todas maneras es menor en comparación a los dos gobiernos de Cristina Kirchner.

Así lo reveló un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea tras hacer los cálculos en Jesús María y Leones, dos localidades de la provincia de Córdoba.

Las últimas modificaciones al esquema de Derechos de Exportación fueron en septiembre de 2018, diciembre de 2019 y marzo de 2020) y provocaron un aumento de la carga tributaria sobre la actividad agrícola, revirtiendo la tendencia declinante que ésta mostrara en años previos, particularmente durante 2016, 2017 y buena parte del 2018.

Puntualmente, en el Establecimiento Zona Norte la incidencia de los impuestos en el ciclo 2019/2020, medida sobre Margen Neto, se ubicó en 6,1 puntos porcentuales por encima de la de los cuatro años previos: de una carga promedio equivalente al 56,7% en 2016/2019 se pasa al 62,8%.

De todas maneras, la carga actual se encuentra todavía por debajo de la generada en los gobiernos de CFK (72,8% en primer período y 75,8% en segundo período), que incluían, además de tasas de DEX más elevadas, la exacción que generaba al efecto “cupos de exportación” sobre los cereales.

En el Establecimiento Zona Núcleo se observa el mismo patrón. La carga 2019/20 medida en relación a Márgenes se incrementa en 5,7 puntos respecto al promedio 2016/2019, pasando del 55,0% al 60,7%, pero se ubicó entre 9 y 10 puntos por debajo de la presión ejercida en tiempos de Cristina Kirchner, que había sido de 70,0% en primer gobierno y 71,1% en segundo mandato.

Asimismo, el trabajo de la Fundación Mediterránea consideró que hay una mayor participación de los Derechos de Exportación en el conformado de impuestos aplicados. 

En los dos sistemas productivos o establecimientos de referencia, la participación de los impuestos a la exportación en la carga tributaria total crece unos 10 puntos porcentuales aproximadamente, respecto de la que tuvieran durante el período 2016/2019.

Y por último, el informe detalló que los dos principales cultivos, como son maíz y soja, han tenido un incremento en la carga tributaria pero relativamente más sobre el cereal, lo que recorta, pero no elimina, la brecha que existe entre los impuestos que paga un cultivo y el otro.

En el período 2016/2019, la carga sobre la soja se ubicaba entre 20 y 25 puntos porcentuales por encima de la que soportaba el maíz mientras que en el 2020 esta brecha está en el orden de los 13 -15 puntos porcentuales.

“Este recorte en la brecha favorece a la soja y será seguramente uno de los factores que el productor tendrá en consideración, junto con otros muy relevantes como precios relativos internacionales, sistema de rotación preestablecido, agua disponible en suelo y pronósticos climáticos para la próxima decisión de siembra”, sostuvo el trabajo.

Fuente: Clarin

Publicidad