2 de junio de 2020 03:47 AM
Imprimir

Qué resolvió Paraguay con la exigencia de prohibir el uso del estradiol

Las autoridades sanitarias de Paraguay suspendieron temporalmente la faena de vacas y vaquillonas con destino a Europa hasta definir un trazabilidad del producto.

La determinación de la Unión Europa (UE) de prohibir el uso del estradiol en la actualización de su normativa sanitaria despertó preocupación de las autoridades nacionales y en el sector privado, y se evalúan impactos para tomar la mejor medida ante la exigencia.

En Uruguay se utiliza el estradiol en unos 800 mil vientres en la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF) y desde el Ministerio de Ganadería se estudian dos posibilidades: “La más drástica es suspender el estradiol o, en su defecto, utilizar la fortaleza de la trazabilidad, en el cual los animales que sean inoculados puedan ser impactado al usar estradiol y que no vayan a ese destino”.

La resolución europea no es única para Uruguay, sino que afecta a todos los proveedores. En Paraguay, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) resolvió suspender temporalmente, desde el 31 de marzo, la faena de vacas y vaquillonas que tienen un destino al viejo continente.

La medida se implementó porque “resulta necesario adecuar los procedimientos que regulan la utilización de los productos veterinarios que contienen 17β-estradiol en su formulación”, según detalla una resolución que emitió el Poder Ejecutivo el pasado 24 de marzo.

En principio, la suspensión de faena de vientres para Europa rige hasta que se pueda diseñar una trazabilidad del producto. Sin embargo, los envíos de carne paraguaya a la Unión Europea son inferiores a los de Uruguay. En 2019 las industrias frigoríficas procesaron 350.000 animales habilitados para la exportación a Europa, de ese total el 12% correspondió a vaquillonas y el 8% a vacas. El año pasado se realizaron en el país un millón de IATF.

Fuente: El Pais

Publicidad