6 de junio de 2020 12:17 PM
Imprimir

La visión del IPCVA luego del coronavirus: “Tendremos que cumplir con mayores exigencias de trazabilidad”

CompartiremailFacebookTwitterEl Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) realizó su primer seminario virtual en estos tiempos de cuarentena y coronavirus. Allí creen que la enfermedad modificará varias otras cosas en el negocio de la carne vacuna. “Algunas cosas ya no serán como antes. Las generaciones más jóvenes nos dicen que tendremos que cumplir con mayores […]

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) realizó su primer seminario virtual en estos tiempos de cuarentena y coronavirus. Allí creen que la enfermedad modificará varias otras cosas en el negocio de la carne vacuna. “Algunas cosas ya no serán como antes. Las generaciones más jóvenes nos dicen que tendremos que cumplir con mayores exigencias de trazabilidad”, declaró Adrián Bifaretti, jefe del Departamento de Promoción Interna de esa entidad mixta.

“Dentro de los hogares se valoran mucho más aspectos de salud y nutrición, y sobre todo, cómo se produce. El tema ambiental juega un rol clave. Los mercados europeos serán más exigentes con la forma en que se produzcan los alimentos. Tengamos en cuenta que ellos ya vienen trabajando con el tema ambiental desde hace varios años”, agregó el especialista en declaraciones a Bichos de Campo.

Como aspecto positivo, Bifaretti comentó que “la pandemia encontró bien parado al sector de ganados y carnes porque durante el primer cuatrimestre de este año tuvimos un 5 % más de producción en comparación con mismo período de 2019,  y porque la demanda interna y externa no compiten por el producto”.

“Hablar de un consumo actual de 54 kilos anuales por habitante nos marca que venimos bien, cuando en Uruguay y demás países latinoamericanos, por ejemplo, hay serios problemas de demanda. El argentino es un mercado muy carnívoro y por eso hay que seguir cuidándolo”, resaltó Bifaretti.

En cuanto al seguimiento de protocolos de prevención y cuidados dentro de la industria cárnica frente al coronavirus, el jefe de Promoción Interna del IPCVA manifestó que “fue bueno porque pudimos ver la película con dos o tres semanas de ventaja. En cambio, la industria de Estados Unidos tiene una caída de más del 30% en los índices de faena, ya que la enfermedad golpeó fuerte en las plantas de elevada escala. Allí, los casos de contagio se cuentan de a miles”.

Pero más allá de que el mercado interno cárnico se muestra fortalecido, desde el IPCVA advirtieron temor al deterioro del poder adquisitivo de la gente debido a la cuarentena y la parálisis de muchos sectores económicos. “Yo creo que el problema nuestro vendrá más desde el lado del bolsillo que de la oferta”, aseguró Ulises “Chito” Forte, presidente del IPCVA.

Forte bregó por “más ganadería con más ganaderos. Por eso, consideró que tanto públicos como privados deben trabajar en una nueva agenda ganadera, de modo que el crecimiento del stock nos incluya a todos, pequeños, medianos y grandes productores; porque un productor grande quizás puede jugar con la presión impositiva, pero uno chico no. Todos tenemos que crecer, no sólo algunos”.

-¿Cómo debe ser esa política ganadera?

-Hace rato que insistimos en que no puede ser todo estado o todo mercado. Consideramos que si nos seguimos moviendo de un punto a otro en el péndulo, seguiremos equivocándonos. La única alternativa para que crezca la cadena de ganados es con un estado presente, que no distorsione sino que ordene las irregularidades del mercado. Por eso hay que ir por el camino del medio y no caer en los extremos- respondió el presidente del IPCVA.

En relación al mercado interno y externo, Forte recordó que “el interno nos bancó la aftosa y el cierre de exportaciones. El externo se va normalizando de a poco en medio de la pandemia. En suma, el mundo demanda alimentos y el mercado interno es carnicero. Pero debemos corregir aspectos como el del estándar sanitario, porque no podemos tener cuatro o cinco estándares diferentes. Y una vez más, para evitar luces rojas debemos hacer un buen trabajo público- privado. De todos modos, estamos atados al humor de la billetera y al poder adquisitivo de la gente”.

Acerca del papel del NEA en la producción de carne, Forte remarcó que “tiene un potencial de crecimiento muy importante, primero por la capacidad productiva, segundo por el clima, y tercero por todas las tecnologías de manejo y nuevas prácticas. Hoy la agricultura le devuelve algunos kilómetros de campos a la ganadería, debido al gran costo de logística que encarna el norte en la producción de granos. Por eso digo que está todo dado para que crezca la ganadería en el NEA. Pero esto no depende tanto del clima, de la región o de los productores, sino de las políticas que se lleven a cabo para alentarla”.

En el evento, que fue seguido por más de 500 personas de modo online, se asistió, no sólo a las disertaciones de especialistas, sino que se pudo interactuar con ellos, y también descubrir planteos ganaderos exitosos en distintas regiones del país.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad