3 de julio de 2020 00:53 AM
Imprimir

Los supermercados prevén que la covid marque “un antes y un después” en la venta online

España : La venta de alimentos por internet ha subido con fuerza coincidiendo con la pandemia, un fenómeno que marcará “un antes y un después” en la apuesta del sector del supermercado por el comercio electrónico, una vez comprobado que se trata de un canal relevante para el consumidor.

Así lo ha señalado este miércoles el director general de la patronal Asedas (que agrupa a Mercadona, DIA y a una decena de cadenas regionales), Ignacio García Magarzo, quien ha presentado hoy un estudio que corrobora este incremento de las ventas “online”, aunque la mayoría de los compradores siguen compaginando esta vía con la tienda física.

El informe, elaborado por el Observatorio para la Evolución del Comercio Electrónico en Alimentación -en el que participan Asedas, la Universidad Complutense y la Autónoma de Madrid-, apunta a que el número de consumidores que opta por internet para comprar alimentación alcanza ya el 31 % de la población, en torno a siete puntos más que en la anterior edición del estudio, hace un año.

Los datos -recogidos en base a más de 4.000 entrevistas entre noviembre de 2019 y mayo de 2020 para incluir el efecto de la covid-19- revelan que el porcentaje de compradores que sólo compra este tipo de productos vía “online” ha crecido del 2,1 al 3,5 %.

Además, el número de consumidores “mixtos” -que utilizan tanto internet como el canal físico- ha aumentado del 22,3 al 27,5 %, mientras que aquellos que únicamente compran de forma presencial en el supermercado y no prueban la web han bajado del 77 al 69 %.

Aceleración por la pandemia

Según los autores del documento, las cifras reflejan que una mayor cantidad de clientes ha probado por primera vez el súper “online” durante el confinamiento, debido a las restricciones de movimiento pero también por la mayor apuesta de los grupos de distribución por esta vía.

Hemos visto cómo las empresas que ya vendían alimentación por internet han reforzado este canal en una apuesta urgente pero decisiva, ya que les ha permitido captar nuevos clientes. Y no ha sido de forma improvisada, sino parte de una estrategia que han acelerado para responder a una necesidad“, ha detallado Magarzo.

Felipe Medina, secretario general técnico de ASEDAS, que abrió el acto. Efeagro

En su opinión, el coronavirus ha permitido a este canal encontrar “cuál es su función social”, atendiendo sobre todo a personas con movilidad reducida o pertenecientes a colectivos especialmente vulnerables que no podían acudir presencialmente a las tiendas por miedo al contagio.

La radiografía del cliente que más opta por internet refleja una mayor incidencia entre los hombres, con edades comprendidas entre 25 y 55 años y también entre las rentas más altas, aunque al mismo tiempo se da el extremo contrario y los consumidores con ingresos inferiores a 500 euros -fundamentalmente estudiantes jóvenes- muestran más predisposición hacia este canal.

El peligro de los frescos y la innovación

A la hora de calcular el gasto anual por perfiles se observa que son los consumidores que utilizan indistintamente la web y la tienda física los que más cantidad destinan a comprar en el supermercado: 4.760 euros, por encima de los 3.400 de los puros “online” y de los 3.150 de los que sólo acuden presencialmente al establecimiento.

Otra diferencia que se observa en el estudio es que en general los consumidores dedican menos tiempo a llenar el carrito virtual (entre 15 y 30 minutos) que en el momento en que acuden al establecimiento (cuando dedican entre 30 y 60 minutos de media).

La doctora en Ciencias Económicas por la Complutense María Puelles ha destacado durante la presentación que los datos revelan que los alimentos frescos siguen siendo un “freno” al crecimiento del comercio electrónico, y ha citado la existencia de descuentos y promociones específicas como uno de los factores más valorados por los compradores en la web.

En este sentido, el profesor asociado de la Autónoma Gonzalo Moreno ha subrayado que una de las claves para los operadores “online” es tener “una buena oferta en alimentación envasada, tanto en variedad como en gama”, y ha señalado que en general este tipo de cliente es más reacio a probar productos nuevos que cuando los ve en la tienda.

Fuente: EFE

Publicidad