4 de julio de 2020 01:32 AM
Imprimir

Las complejas maniobras de Vicentin para ocultar el control del frigorífico Friar

La empresa cerealera nacida en Avellaneda simuló desprenderse de Friar, pero en realidad traspasó sus acciones a compañías off shore radicadas en Uruguay y Panamá. De esa manera, Vicentin ocultó parte de su patrimonio para evitar que ingrese al concurso de acreedores.

En un lapso de diez años, entre 2007 y 2017, la firma Vicentin se quedó con el frigorífico Friar y luego traspasó el paquete accionario a empresas off shore –con sedes en Uruguay y Panamá– controladas por el mismo grupo. Una maniobra que le permitió a Vicentin ocultar una de sus propiedades para evitar que ingrese al concurso de acreedores.

Esa maniobra es una de las pruebas que la Inspección General de Personas Jurídicas de Santa Fe (IPGJ) le entregó al juez de Reconquista Fabián Lorenzini, quien tiene en sus manos el concurso de Vicentin. El organismo provincial aportó documentos que demuestran que la firma oriunda de Avellaneda se quedó con el control del frigorífico Friar y luego lo traspasó a sus propias sociedades off shore.

La titular de la IPGJ, María Victoria Stratta, le envió el último miércoles al juez Lorenzini un extenso escrito en el que amplía las pruebas aportadas el 19 de junio para requerir que la Justicia autorice la intervención de la provincia sobre la empresa concursada.

Entre esos documentos, Stratta incluyó pruebas que determinan que los directivos de Vicentin utilizaron sociedades off shore para simular ventas de acciones del frigorífico. La información surge de distintas publicaciones realizadas en la página web del Grupo Vicentin, en donde la propia empresa admite “en algunos casos un control declarado, en otros no; en algunos casos es accionista directa; en otros lo son sociedades que ella controla”.

A través de la firma Nacadie SA –según Stratta, “una sociedad constituida en la República Oriental del Uruguay y cuyo único accionista es una sociedad panameña llamada Swaas Internacional Corporation, inscripta en el Registro Público de la República de Panamá bajo el número 189489”– el Grupo Vicentin realizó distintas maniobras para quedarse con Friar.

Nacadie SA es una empresa fantasma. La titular de la IPGJ remarca en su presentación que “no se cuenta hasta el momento con información acerca de quiénes son sus integrantes. Pero resulta elocuente que su domicilio en Argentina sea también calle 14 número 495 de Avellaneda”, sede legal de Vicentin.

La actividad principal de Nacadié, según la información registrada en las notas a los estados contables, es “realizar operaciones off shore sobre agro comodities”. De hecho, tiene legajo ante la IGPJ de la provincia como sociedad extranjera.

Vicentin avanzó sobre Friar en dos etapas: en 2007 a través de Nacadie –que se había constituido legalmente como persona física– y diez años más tarde, en 2017, con la inscripción de la firma en nuestro país, para lo cual fijó como domicilio Bv. Hipólito Yrigoyen 298 de Reconquista, la sede de Friar.

En ese momento se designó como representante a Patricio María Coghlan, quien constituyó domicilio en calle 14 número 495 de Avellaneda: la administración de Vicentin, que es al mismo tiempo la sede legal de casi todas las empresas del grupo.

En 2017, mediante asamblea, se confirma la compra del 49% de las acciones de Friar SA por parte de la empresa la uruguayo-panameña Nacadie y de la firma uruguaya VFG, casi por mitades, completadas con una ínfima titularidad formal de Vicentin SA que solo declaró tener el 0,49% del paquete accionario del frigorífico.

En su escrito ante Lorenzini, Stratta revela que “en la nota número 3 de los estados contables de 2018 de Vicentín SAIC puede verse que la hoy concursada avala créditos para capital de trabajo de Friar SA, lo que –además de estar fuera de su objeto social– resulta incompatible con una participación del 0,49% como la declarada”.

La titular de la IPGJ también destaca que “en el ejercicio económico de 2013 se observa que transfirió a VFG Inversiones y Actividades Especiales SA el 94% de las acciones de Friar SA, quedándose con el 0,39%. A la vez, posteriormente, el 50% de las acciones de Friar SA fueron adquiridas por Nacadieé, la uruguayo-panameña antes referida”.

La IGPJ también ofreció como prueba los estados contables del ejercicio 2014 de las empresas Buyanor SA, Renova SA, Emulgrain SA, Juviar SA, Sir Cotton SA, Oleaginosa San Lorenzo SA, Renopack SA y Algodonera Avellaneda SA, todas domiciliadas en calle 14 número 495: la sede de Vicentin SAIC.

Además, el organismo provincial pidió que se agreguen los estados contables del año 2014 de otras sociedades del Grupo Vicentin, como Río del Norte SA (concesionaria del Puerto de Reconquista, recientemente intervenido por el gobierno santafesino), Reconquista Friar SA, Diferol SA, Biogas Avellaneda SA, Terminal Puerto Rosario SA, Rosario Playa Puerto SA y Rosario Alimentos Refrigerados SA.

Publicidad