5 de julio de 2020 12:15 PM
Imprimir

El Usda sinceró las cifras y ahora hay más tranquilidad en el maíz

Fondos que estaban con una posición "vendida" de 32 millones de toneladas, deberán salir de compras.

En su informe mensual de marzo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) anunciaba un fuerte aumento en las superficies sembradas en Estados Unidos con soja y con maíz.

En ese momento, el organismo proyectaba un área de maíz de 39,25 millones de hectáreas, y de 33,79 millones para soja. Estas proyecciones implicaban un aumento de tres millones de hectáreas en la superficie con el cereal, en relación al año anterior, cuando se implantaron 36,3 millones de hectáreas, y en el caso de la soja proyectaba un alza de superficie de otros 2,95 millones de hectáreas con respecto a 30,8 millones sembradas un año atrás.

Pensábamos que el Usda se había equivocado, ya que las previsiones implicaban un aumento de la superficie de siembra entre ambos cultivos de casi 6 millones de hectáreas. No existe hoy en Estados Unidos área disponible de ese tamaño para expandir la frontera agrícola.

Corrección

En definitiva, las cifras cambiaron en los últimos meses. El fuerte ajuste efectuado por el Usda a mitad de semana en las superficies sembradas confirmó nuestra hipótesis fáctica de que era imposible que los estadounidenses pudieran aumentar su superficie agrícola en semejante magnitud.

Sobre la base de los datos de marzo, el Usda proyectaba en ese momento un volumen de producción de maíz americano de 405 millones de toneladas, al que habíamos calificado como un volumen súper récord.

Con las nuevas cifras proyectadas, la producción de maíz estadounidense deberá ser ajustada en el próximo informe de oferta y demanda de la próxima semana. A modo de anticipo, con una reducción de dos millones de hectáreas, la producción estimada podrá reducirse en 20 millones de toneladas y llegar ahora a 385 millones de toneladas. Se trataría de una cifra nada despreciable, si la compramos con los 347 millones de toneladas de producción en el 2019/20.

¿Y el clima?

Pero es posible que el ajuste sea mayor al número teórico que resulta de multiplicar superficie por rendimiento; en estos momentos está comenzando a consolidarse un pulso de sequía en los estados al norte del corn belt. Habrá que ver cómo pondera el departamento estadounidense este comienzo de déficit hídrico en muchos estados productores.

El dato más relevante es que estamos entrando en julio, cuando comienza la floración y polinización de los cultivos de maíz y la planta necesita mayor cantidad de agua disponible en el suelo. Con el riesgo de ingresar en un período seco con elevadas temperaturas estivales.

Mercado

En estos momentos hay alerta naranja en el mercado de maíz. Los fondos tenían una posición vendida de 32 millones de toneladas en el mercado de Chicago, anticipándose a una súper cosecha récord de 405 millones de toneladas.

Ahora para ser cautelosos esos mismos fondos ahora deberían recomprar su posición, ante un posible nuevo traspié que le puede ocasionar millonarias pérdidas en sus posiciones.

Fuente: AgroVoz

Publicidad