5 de julio de 2020 12:19 PM
Imprimir

LAS EXPORTACIONES DE CARNE A CHINA CRECEN PERO EL VALOR CAE

Más compra, menos precio

Las exportaciones de carne vacuna crecieron 2% en mayo, en relación con igual período de 2019, con China como principal destino a lo largo de los primeros cinco meses del año, seguido por Chile e Israel, según un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva).
En el quinto mes del año se vendieron al exterior 57.927,1 toneladas de cortes enfriados, congelados, y carne procesada por un valor de aproximadamente US$ 249,3 millones, 2% superiores a los US$ 244,3 millones obtenidos en mayo de 2019, precisó hoy el Ipcva.
Sin embargo, el precio promedio de exportación correspondiente a mayo de 2020 es significativamente inferior (-17,8%) al observado a lo largo del quinto mes del año anterior; y moderadamente inferior (-3,1%) con relación al registrado en abril pasado, agregó el trabajo.
En volumen, en mayo las ventas al exterior de carne bovina se ubicaron en niveles significativamente superiores a los de abril pasado (+25,2%) y a las de mayo de 2019 (+24,1%), fuerte expansión que permitió compensar la tendencia significativamente negativa de los precios (-17,8%), destacó el Ipcva.
En el acumulado del último año, de junio de 2019 a mayo de 2020, las exportaciones argentinas de carne vacuna se ubicaron en volúmenes cercanos a las 896.000 toneladas equivalente res con hueso por un valor cercano a US$ 3.215 millones.

Precio promedio.
El precio FOB promedio por tonelada en mayo fue de aproximadamente US$ 6.765 para los cortes enfriados sin hueso; y levemente superior a los u$s 4.275 para los cortes congelados sin hueso. Estos precios han sido significativamente inferiores (-25,9%) a los registrados durante el quinto mes de 2019 para los cortes enfriados e inferiores (-5,3%) a los de mayo de 2019 en el caso de los cortes congelados.
Asimismo, el precio promedio de mayo cae moderadamente con respecto a abril (-3,1%) y de manera significativa con respecto a mayo de 2019 (-17,8%). La República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros cinco meses de 2020 con aproximadamente 170.000 toneladas; seguido por Chile, 12,9 mil toneladas; e Israel, 10,7 mil toneladas.
En valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante el periodo también fue China, con 66% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por Israel (7,3%) y Chile (7,2%).
En los primeros cinco meses de 2020, la demanda en volúmenes de Estados Unidos y China creció de magnitud significativa; Chile e Israel, un crecimiento más moderado; Alemania, los Países Bajos, Italia y Brasil, caídas significativas; mientras que Rusia presenta caídas moderadas, con relación al período enero-mayo de 2019.
«La dependencia del mercado chino para las exportaciones de carne bovina de Argentina se ha vuelto determinante, y en el último mes de mayo, representaron cerca de un 89% de los envíos», resaltó el organismo.

Pandemia y golpe.
Según el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC, por sus siglas en inglés), los primeros efectos de la epidemia en el mercado chino determinaron una baja considerable en las ventas entre enero y febrero, para comenzar un curso positivo que se aceleró en mayo. «Los cambios verificados en el mercado chino han provocado no sólo estas oscilaciones, sino también una importante baja en los precios», advirtió la entidad.
A fines del año pasado, recordó, el valor medio de las carnes congeladas desosadas exportadas hacia China llegó a casi US$ 5.700 por tonelada, mientras que en mayo apenas sobrepasó los US$ 4.200. Asimismo, «el monto exportado denota la incidencia de las carnes con hueso, que tienen un precio medio menor», completó.
En base a los números del quinto mes del corriente año, China mantuvo su claro liderazgo en el ranking de los principales destinos, con una participación de 66% sobre el valor total exportado; seguido por la Unión Europea (12%), Israel y Chile (7%); en tanto, Rusia tiene una incidencia pequeña, que se eleva al 4% cuando se suman las menudencias, y Hong Kong representa otro 4% del total facturado.
«De mantenerse este ritmo, 2020 cerraría en 790.000 toneladas peso res, aunque el alto grado de incertidumbre que rodea tanto la situación doméstica como el contexto exterior, llevan a ser muy cuidadosos sobre el curso definitivo de nuestros embarques», concluyó el Consorcio de Exportadores.

Publicidad