6 de julio de 2020 11:58 AM
Imprimir

El presidente del Senasa destacó el rol del ente en la pandemia

En su primera entrevista desde que asumió el cargo, Carlos Paz remarcó Télam el estado de desfinanciamiento en que se hallaba la institución en el cierre del gobierno anterior y las medidas adoptadas para fortalecerla, como la recuperación de delegaciones regionales, entre otros proyectos.

El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Carlos Paz, resaltó el rol que asumió el organismo para garantizar el abastecimiento en el mercado interno y las exportaciones de agroalimentos durante la pandemia de coronavirus.

Télam: ¿Cuál es el rol del Senasa en la pandemia de coronavirus?

Carlos Paz: Somos un organismo que tiene una tarea esencial, como los sectores de la salud y la seguridad. El presidente Alberto Fernández nos pidió que garanticemos el abastecimiento interno -certificamos un porcentaje muy alto de los alimentos que se consumen- y favorezcamos las exportaciones del complejo agroalimentario y agroindustrial, que se traduce en divisas que el país necesita, sobre todo en el marco de crisis que genera la pandemia.

T: ¿Cómo cambió el trabajo del personal?

CP: Hubo que adaptar las tareas de los cerca de seis mil empleados que tiene el Senasa entre planta permanente, transitoria y contratados. De ellos, unos dos mil continúan haciendo trabajo presencial porque el organismo está en 160 puestos de frontera en todo el país, en barreras sanitarias internas por plagas cuarentenarias, en puertos por donde sale el 80 o 90% de la producción nacional que se exporta y en unas 400 plantas frigoríficas; además de todo lo que se hace en forma electrónica. Nuestra gente ha trabajado como nunca en estos meses y lamentablemente no recibe algunos beneficios como otros trabajadores esenciales, pero lo estamos gestionando.

T: ¿Hubo inconvenientes en estos meses?

CP: Las tareas esenciales se vienen cumpliendo, no sin problemas, como los que surgieron en el inicio de la cuarentena por desconocimiento de algunos municipios que cerraron las entradas a los puertos o impusieron fronteras internas, pero se fueron solucionando, hablando con los municipios y las distintas áreas de gobierno, como la Cancillería y los ministerios de Producción, Interior y Transporte, y adaptando la normativa, acordando con el sector para no parar el abastecimiento y la exportación.

T: Ante la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, usted denunció que el organismo fue desfinanciado en el gobierno anterior…

CP: El Senasa no podía escapar a la situación general en que se recibió el gobierno, algo que tiene que ver con una valoración política y no de las personas. Encontramos una institución con un problema de financiamiento muy serio. Hoy prácticamente se financia con los aranceles de los servicios que presta. Se congelaron las vacantes, hubo un proceso de despidos en 2018 y 2019 que dejó 400 personas afuera y una concentración en la estructura territorial que redujo de 14 a siete regiones con un criterio de ajuste más que de eficiencia, como se lo quiso vender. Hoy hemos vuelto a las 14 regiones de 2015 porque el trabajo territorial es muy importante porque la producción está en las regiones, las provincias y los municipios. Volver a estar más cerca del sector productivo y de las políticas provinciales es muy importante para un país federal; poder relacionarnos con los poderes provinciales de la mejor manera posible para hacer un trabajo conjunto es hoy insoslayable.

@fotoI@T: ¿Cuáles son sus objetivos al frente de la institución?

CP: A pesar de lo que se decía en el gobierno anterior de que era una institución corrupta, por conocerla como usuario y haber trabajado como personal de conducción, tengo la plena seguridad de que no es así. Las instituciones en sí mismas no son corruptas, puede haber personas corruptas y el trabajo de la conducción es ubicar y corregir esas fallas, no estigmatizar a una institución fundamental para el agro argentino, respetada en el mundo. Mi objetivo es tratar de consolidar esta línea de trabajo; además, avanzar en los trámites a distancia, la desaparición del papel en el comercio bilateral lo que ayuda a que los procesos sean más rápidos y transparentes, llevar la informatización y la digitalización a todos los trámites del Senasa; y algo muy importante, consolidar la regionalización del trabajo territorial.

Fuente: Telam

Publicidad