7 de julio de 2020 12:15 PM
Imprimir

La producción de carne vacuna aumentó, pero el consumo interno se contrajo

En el semestre alcanzó las 1,51 millones de toneladas, un 4,3 por ciento por encima de 2019, "la cuarta cifra más alta de los últimos 25 años". Se volcó principalmente a la exportación. El consumo por habitante cayó 3,4 por ciento en el mismo lapso.

La producción de carne en el país creció en el primer semestre del año respecto de 2019 pero el consumo local se contrajo en el mismo período. A pesar del impacto de la pandemia en la mitad de ese período en el comercio local e internacional, la faena vacuna alcanzó las 6,8 millones de cabezas en el primer semestre, que representó un aumento del 5,6 por ciento con relación al mismo período del 2019, informó este lunes el mercado ganadero Rosgan. 

De acuerdo con los datos de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA), en carne procesada se produjeron 1,51 millones de toneladas, lo que supone un 4,3 por ciento por encima del semestre de 2019, “la cuarta cifra más alta de los últimos 25 años”. El grueso tuvo como destino la exportación. El consumo de carne per cápital se contrajo 3,4 por ciento. 

En los últimos años la actividad ganadera se vio favorecida por un boom de demanda de la economía china.  Actualmente, la participación del gigante asiático n las compras de carne argentina alcanza la cifra histórica del 23 por ciento. La paralización de las compras chinas por la pandemia obligó al productor a replantear súbitamente el negocio vacuno, en cuyo mercado se sostuvo la actividad en medio de la crisis macrista. La pandemia y el aislamiento social para prevenir la propagación del virus complicaron el comercio exterior, pero el sector ganadero logró mantener su buena performance. 

En el semestre se faenaron 400.000 cabezas más que en igual período del año pasado (6,4 millones). Sólo en junio se faenaron 1,2 millones de cabezas y en términos de nivel de extracción -faena total sobre el stock declarado al 31 de diciembre, el acumulado de enero a junio de este año se ubica en el 12,6 por ciento.  Ese porcentaje es sólo superado por el 14,1% registrado durante el primer semestre del 2009, año en el que se iniciaba una fuerte liquidación del rodeo nacional por la crisis, sostuvo el informe de Rosgan.

 “La industria frigorífica ha logrado adaptarse muy rápidamente a los nuevos protocolos de trabajo impuestos por el Covid-19 pero también el productor ganadero lo ha hecho, reaccionando a las distintas señales que fue dando el mercado”, sostuvieron desde la cámara empresaria. 

Un informe de CICCRA sobre industria cárnica y derivados remarca que en los seis primeros meses se exportaron 414.800 toneladas, lo que implica un crecimiento de 20,3 por ciento interanual. “Con este volumen, las exportaciones habrían alcanzado una participación de 27,4 por ciento en el total producido (3,6 puntos porcentuales más interanuales), alcanzando el guarismo más alto de los últimos 25 primeros semestres”, señala la entidad. La contrapartida es una caída de 7900 toneladas en el consumo del semestre para cerrar en 1,1 millones de toneladas. 

El consumo (aparente) de carne vacuna por habitante en junio se ubicó en 50,5 kilogramos por año (considerando el promedio móvil de los últimos doce meses). En relación a junio de 2019 se observó una caída de 3,4 por ciento (1,8 kilos anuales menos por habitante).

Publicidad