9 de julio de 2020 11:15 AM
Imprimir

Por qué el coronavirus puede beneficiar la exportación de alimentos argentinos

La Cancillería detectó 242 oportunidades de exportación en 62 países que vieron afectada su producción propia o flexibilizaron restricciones.

El Gobierno cree que el cimbronazo mundial en el comercio exterior que provocó la pandemia de coronavirus abrió nuevas oportunidades para la exportación de productos agroindustriales argentinos que deberán aprovecharse en el corto plazo.

La Cancillería detectó 242 oportunidades de exportación en 62 países de todo el mundo que por el impacto del virus vieron afectada su producción de alimentos o acrecentaron su demanda por decisión de sus gobiernos. La crisis sanitaria podría beneficiar la exportación de carne bovina, trigo, maíz, vino, leche en polvo, soja, harinas, legumbres, carne aviar, cítricos y frutas secas, señala el informe presentado ante 78 entidades vinculadas a la producción agroindustrial y el comercio exterior.

Según explicó este miércoles el subsecretario de Promoción del Comercio e Inversiones, Pablo Enrique Sívori, en una conferencia virtual, la nueva demanda de productos agroindustriales se debe a las modificaciones de las “condiciones de acceso” de exportaciones.

Por la pandemia, indicó, hubo regiones que vieron afectada su capacidad de producción, que disminuyeron aranceles a la importación y que implementaron cambios en las cuotas de productos que pueden ingresar al país. Otros, agregó, “tomaron decisiones geopolíticas como la Unión Económica Euroasiática, que ha permitido importar alimentos de otros países por fuera del bloque”.

La mayor cantidad de oportunidades fueron encontradas en Asia y Oceanía (56), la región que el gobierno de Mauricio Macri había priorizado como mercado con potencial para nuestro país. Le siguen en el listado Europa (51), América del Sur (31), África Subsahariana (24), Medio Oriente (23), América Central y el Caribe (20), África del Norte (16), Eurasia (13) y América del Norte (8).

El canciller Felipe Solá presentó el informe ante cámaras y entidades privadas relacionadas al mercado agroalimentario y con interés exportador
El canciller Felipe Solá presentó el informe ante cámaras y entidades privadas relacionadas al mercado agroalimentario y con interés exportador

“Puede suspenderse la compra de autos, comprar menos zapatos, consumir menos cosas, pero la gente no va a dejar de consumir alimentos. En muchos lugares del mundo las cadenas productivas no están completas y ensambladas como la de la Argentina y distintos problemas de logística y producción han afectado mucho la producción de alimentos”, explicó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme.

El Gobierno presentó ante 78 cámaras y entidades del sector privado relacionadas con el mercado agroalimentario y el comercio exterior un informe elaborado por la Subsecretaría de Promoción del Comercio e Inversiones de la Cancillería. El informe surgió a partir de un pedido del Ministerio de Relaciones Exteriores a todas las embajadas de la Argentina en el exterior efectuado en abril. Se sistematizaron 93 informes, de los que surgieron los 62 posibles mercados nuevos o existentes pero no explotados.

Según el documento, el mercado con mayor posibilidades de explotación es el de carne bovina, seguido del trigo, el maíz, la pesca, y el vino.

Al responder algunas preguntas de las entidades presentes en la conferencia virtual, el secretario Neme también advirtió por los desafíos en el mundo pospandemia, como aquellos países que avanzan hacia un proteccionismo mayor o los que todavía mantienen políticas fitosanitarias muy duras, como la India o China. Esta última, por caso, abrió el mercado de limones tras 17 años de negociaciones.

Según el documento, el mercado con mayor posibilidades de explotación es el de carne bovina
Según el documento, el mercado con mayor posibilidades de explotación es el de carne bovina Fuente: Archivo

Con el objetivo de incentivar la exportación y acrecentar el ingreso de divisas, el Gobierno se comprometió ante las entidades a que las representaciones argentinas en el exterior otorgarán información adicional sobre las oportunidades relevadas y se establecerán los nexos con los principales importadores de cada caso y los requisitos para exportar.

“Hemos atendido a las condiciones que ha creado la pandemia porque ha modificado demandas y la importancia de algunos tipos de productos y la actitud de algunos países. La crisis sanitaria afectó el consumo de alimentos, que conlleva oportunidades y problemas”, dijo Solá.

El canciller comparó la iniciativa del Gobierno con Vaca Muerta y pidió darle la misma importancia a la exportación de productos agroindustriales. “Vaca Muerta se constituyó como uno de los más grandes repertorios de gas y petróleo del mundo, los costos eran mayores, se requirieron convenios con Neuquén y Mendoza, otorgar seguridad fiscal y financiera a las empresas, un régimen de contrato de trabajo diferenciado y logística con las intendencias. El criterio con el que se encaró Vaca Muerta fue de hacer lo necesario para que eso se dé. ¿Por qué no tener ese mismo criterio frente a la exportación de productos agroindustriales?”, dijo.

Participaron, entre otras, Coninagro, la Confederación Rural Argentina (CRA), la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

Por: Alan Soria Guadalupe

Fuente: La Nacion

Publicidad