9 de julio de 2020 00:35 AM
Imprimir

Alerta por sospechosos incendios de campos en un pueblo de Córdoba

CompartiremailFacebookTwitterSi no hubiera sido por unos vecinos que vieron el fuego y avisaron, Carlos Stein, asesor de un campo en Canals, en el sudeste de Córdoba, no tiene dudas que todo podría haber terminado en un desastre. Anoche, alrededor de las 19, un incendio se desató sobre un lote de 150 hectáreas con maíz tardío que espera baje su […]

Si no hubiera sido por unos vecinos que vieron el fuego y avisaron, Carlos Stein, asesor de un campo en Canals, en el sudeste de Córdoba, no tiene dudas que todo podría haber terminado en un desastre.

Anoche, alrededor de las 19, un incendio se desató sobre un lote de 150 hectáreas con maíz tardío que espera baje su humedad para ser cosechado. El lote, ubicado en un establecimiento a 8 kilómetros de la ciudad, está sobre un camino interno con otros campos. Es decir, no se encuentra sobre una calle pública donde podría entrar cualquier persona. Se quemó menos de media hectárea, pero, insistió en diálogo con LA NACION, la pérdida podría haber sido importante.

“No había máquinas, así que tiene que haber sido prendido por alguien”, apuntó Stein. “Para mí es el resentimiento que se vino fomentando desde hace años”, agregó como opinión sobre lo sucedido.

Según dijo a LA NACION, este no es el primer caso que se da en la zona: en los últimos siete días tuvo conocimiento de al menos otros dos que, por la acción rápida de los bomberos, fueron controlados. “Esto se está haciendo cada vez más seguido”, señaló el asesor del campo, que se llama La Danesa Sud.

Apenas recibieron el alerta de unos vecinos, enseguida fueron con un tractor y un implemento (un disco). Pasaron sobre el fuego para intentar pararlo hasta que llegaron los bomberos. Veinte horas después del incendio, hoy nuevamente se volvió a ver fuego porque quedó prendida la broza. No pasó a mayores.

Así quedó parte del lote quemado
Así quedó parte del lote quemado

“Te da una impotencia bárbara, no sé qué denunciar”, dijo el asesor. Ayer había frío y no había condiciones como para que se desatara un incendio. “Lo pudimos apagar porque nos avisaron”, añadió.

“Este maíz está sobre una calle interna que divide campos, no es pública”, señaló sobre la descripción del lugar y para dar a entender que quien accedió para prender fuego lo hizo sabiendo bien su objetivo.

Lo ocurrido en ese campo generó una fuerte repercusión en la zona y temores. Para Diego Firpo, un vecino, “es muy raro que se incendie así” el cultivo.

Néstor Roulet, productor de la zona y exvicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), consideró que ante los hechos de vandalismo a nivel país es necesaria una respuesta de la Justicia.

“Con todo lo que está pasando deseo que haya fiscales que actúen de oficio. Este es un tema de seguridad”, apuntó.

Por: Fernando Bertello

Fuente: La Nacion

Publicidad