11 de julio de 2020 12:03 PM
Imprimir

Entre acompañar a la ganadería y planificar con anticipación: “Hay un gran beneficio en el negocio”

CompartiremailFacebookTwitter“Hoy en día ponerse a hacer soluciones o enfrentar el periodo más crítico del año sin una proyección con el tiempo necesario de anticipación se vuelve muy complicado, es casi imposible”, destacó Christian Heisecke, productor agrícola y ganadero de la región Oriental. En las últimas semanas cayeron las primeras heladas fuertes al país, y “para […]

“Hoy en día ponerse a hacer soluciones o enfrentar el periodo más crítico del año sin una proyección con el tiempo necesario de anticipación se vuelve muy complicado, es casi imposible”, destacó Christian Heisecke, productor agrícola y ganadero de la región Oriental.

En las últimas semanas cayeron las primeras heladas fuertes al país, y “para encarar la época invernal la programación empieza en diciembre y enero para llegar con un hato que no encuentre graves problemas”, explicó a Valor Agro el empresario.

A lo que agregó: “Si no pudiste programar pasturas de invierno, diferir campos o tener los complementos ideales para una dieta balanceada, es muy difícil estar bien parado”.

Heisecke desarrolla su producción en campos ubicados en Misiones, Paraguarí y Amambay. “En los campos, sin distinción, hacemos una integración de agricultura con ganadería”, dijo y sumó: “En algún periodo están con área agrícola y en otros momentos la ganadería utiliza los barbechos de esa agricultura. Hacemos zafriñas de carne, sobre un raigrás o avena para tener cargas muy altas en ese periodo y seguir produciendo kilos donde anteriormente perdíamos”.

El empresario aseguró que la incorporación de la agricultura al negocio ganadero hace que los establecimientos sean “mecanizados”, “obliga a trabajar mucho en proyecciones” y “anticiparnos a las etapas para tener todas las herramientas necesarias para una producción ideal”.

Antes, cuando no se contaba con la agricultura, “no estábamos planificados e íbamos acompañando la ganadería, y en la medida que se necesitaba algo nos íbamos adaptando”. A lo que añadió: “Queremos llevar a la ganadería a un nivel agrícola de tecnificación, inversión y producción”.

Para esta experiencia de planificación y proyección, Christian Heisecke afirmó que se encontró un “excelente aliado” con Granusa. “Nos ponemos objetivos de ganancia de peso en la recría y del estado corporal de los animales adultos, sobre esa base segmentamos el hato y aplicamos tratamientos específicos a cada uno de los desafíos que nos enfrenta”, detalló.

Y explicó: “De repente podemos tener una recría de cabecera que va a llegar muy bien al confinamiento o al entore, entonces requiere un cierto nivel de nutrición. Hay animales que están, por edad y otros motivos, por debajo de esos niveles y en lugar de usar una sal normal vamos a trabajar con sales aditivadas. También puede pasar tener una baja condición corporal y vamos a un sistema 1G, 2G o 3G: una suplementación de un gramo de alimentación balanceada (dos o tres) por cada kilo de peso vivo”.

Christian Heisecke reconoció que “Granusa nos brinda una pata más para sostener la mesa y llegar a la alimentación óptima del animal”, ya que “podemos tener verdeos, pero con un pequeño plus se puede conseguir una ganancia más importante por la sinergia que genera”.

Finalmente dijo que “los ganaderos debemos explorar un acercamiento con la agricultura, son pasos que se vienen”; más considerando que “los números del negocio son cada vez más justos”.

Fuente: Valor Agro.

Fuente:

Publicidad