13 de julio de 2020 03:14 AM
Imprimir

Por la pandemia, se conoció una pésima noticia respecto al consumo de carne

CompartiremailFacebookTwitterLa crisis económica generada por la cuarentena ya golpea con dureza a los hogares de la Argentina. La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra) relevó el consumo de carne del mes de junio y mostró una importante baja como consecuencia de la pandemia en el país, aunque también evidenció que la producción y la exportación sigue en aumento. Respecto […]

La crisis económica generada por la cuarentena ya golpea con dureza a los hogares de la Argentina. La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra) relevó el consumo de carne del mes de junio y mostró una importante baja como consecuencia de la pandemia en el país, aunque también evidenció que la producción y la exportación sigue en aumento. Respecto al consumo interno, se registró una caída interanual del 3,4%, lo que significó que nivel más bajo desde el mismo mes del año 2011.

La industria frigorífica resistió a la pandemia y cerró el primer semestre con un crecimiento en la producción de carne y exportación, pero con una considerable baja en el consumo interno. Sorprende los buenos registros de comercio exterior, a pesar de la paralización de los despachos a China y Europa, la caída de los precios internacionales y también la aparición de algunos casos de coronavirus en plantas procesadoras. La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes se pronunció al respecto. 

“Nuestro sector, a pesar del coronavirus, sigue dando muestras de ser un sector con alto grado de resilencia y de adaptación a los grandes cambios que se produjeron con los cierres de los mercados compradores de carne de nuestro país. A pesar de la paralización de las compras de China primero y de la UE después, y de haberse generado una caída de precios internacionales del orden de 20%, las faenas se mantuvieron, incluso con algún pequeño incremento”, detalló el presidente de la Cámara, Miguel Schiariti. 

Según el reporte mensual que presentó la entidad, en el primer semestre de 2020 la faena de hacienda vacuna registró 6,757 millones de cabezas y superó en 4,4% a la faena del mismo período de 2019, lo que implicó un aumento de 286,9 mil cabezas. Esto significó una participación del mercado interno del 72,6%, siendo el menor porcentaje desde 1996, con una contracción interanual del 0,7%. El consumo de carne vacuna por habitante se vio resentido con una baja del 3,4% respecto a los últimos 12 meses, la estadística más baja desde 2011.

En relación a los precios del mes de junio, el presidente de la Cámara destacó que retrocedieron en un 0,6% respecto a mayo. Sin embargo, si se comparan los precios del mismo período del 2019, los cortes crecieron en un 55,7% frente a un índice inflacionario del 41,2%. En este contexto, el precio promedio de la carne vacuna subió un 10,3% teniendo en cuenta al aumento de costo de vida en la población, según analizó la Cámara de Industria y Comercio de Carnes.

Publicidad