14 de julio de 2020 03:03 AM
Imprimir

Emprendedores desarrollan un sistema para monitorear silobolsas y dar alertas por roturas en tiempo real

CompartiremailFacebookTwitterAnte el temor de los productores por posibles roturas de silobolsas, sobre todo en estos tiempos con casos de vandalismo en alza, la tecnología puede ser un principio de solución. Smart Silobag es una tecnología que permite el monitoreo de los granos contenidos dentro del silobolsa, que utiliza sensores, y que ante cualquier eventualidad, alerta al celular […]

Ante el temor de los productores por posibles roturas de silobolsas, sobre todo en estos tiempos con casos de vandalismo en alza, la tecnología puede ser un principio de solución.

Smart Silobag es una tecnología que permite el monitoreo de los granos contenidos dentro del silobolsa, que utiliza sensores, y que ante cualquier eventualidad, alerta al celular del productor.

Desarrollada por Wiagro, esta solución tiene cinco años de vida pero últimamente, producto del flagelo del vandalismo rural, cobró mayor notoriedad. “Nuestro diseño siempre fue encarado por un tema de calidad granaria, pero a raíz de lo que está ocurriendo en los campos, la funcionalidad de protección pasó a ser la estrella del producto. Ni bien detecta un desplazamiento de grano o rotura se envía un mensaje directamente al productor, en forma instantánea, al whathsapp o correo electrónico”, afirmó Martín Cordasco, CEO de Wiagro.

En diálogo con La Red Rural (AM 910 Radio La Red), el emprendedor contó que se trata de una tecnología autoinstalable, y que no requiere de la red celular. “Lo que hace es transmitir datos de las condiciones ambientales dentro del silobolsa. Mide temperatura, humedad y dióxido de carbono, que es lo más importante, y también si hay algún problema en el bolsón. La diferencia es que esto lo hace en forma remota, sin necesidad de red celular”, afirmó.

Esa particularidad les permitió durante la pandemia hacer instalaciones en forma remota, por ejemplo, en Matto Grosso, Brasil. Según contó los sensores duran 10 años, por lo que amortizado a esos años, queda un precio final de 1 dólar por tonelada.

Como emprendedor, Cordasco resaltó que nunca recibieron capital externo, y que la empresa se mantiene con las ventas: “Ahora a raíz del flagelo del vandalismo tenemos una gran demanda, y la necesidad de tratar de captar fondos para producir estos sensores. Estamos exportando a Brasil, próximamente a Estados Unidos y Uruguay”, destacó.

Fuente: www.a24.com

Publicidad