15 de julio de 2020 12:31 PM
Imprimir

Un pimiento puede contener 33 plaguicidas distintos y una manzana, 31

Un informe de Ecologistas en Acción basado en datos oficiales destaca que España es el país de la Unión Europea en el que se utilizan más pesticidas

España es el país de la Unión Europea en el que se comercializan y utilizan más productos químicos como plaguicidaspesticidas insecticidas, según el informe ‘Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores’ elaborado por Ecologistas en Acción a partir de datos publicados por Eurostat correspondientes al año 2017.

La nueva edición actualizada de ‘Directo a tus hormonas’ analiza los resultados que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha publicado a partir de los datos disponibles del programa de residuos de pesticidas en alimentos correspondientes al año 2018.

“Los objetivos del informe son ofrecer a la población información transparente y de calidad sobre los productos alimenticios que se están consumiendo, mostrar alternativas para un consumo más seguro y exigir a todas las administraciones públicas que tomen medidas más ambiciosas para proteger la salud de las personas”, destaca Ecologistas en Acción.

‘Directo a tus hormonas’ ofrece también información sobre los análisis realizados por organismos como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, los listados de los alimentos en los han sido detectados más pesticidas y información sobre los productos más utilizados en agricultura. “También se incluyen [en este informe] exigencias a las administraciones para terminar con la utilización de estos tóxicos y recomendaciones a la ciudadanía para poder evitarlos”, destaca esta organización ecologista.

La agricultura ecológica es una alternativa para la reducción del uso de  productos químicos
La agricultura ecológica es una alternativa para la reducción del uso de productos químicos (Monty Rakusen / Getty)

Durante 2018 en el Estado español se realizaron 467.443 análisis de pesticidas a 2.711 muestras de alimentos. Una cifra que lo sitúa en las últimas posiciones de la clasificación europea, concretamente en el antepenúltimo lugar, con 5,6 muestras por cada 100.000 habitantes, mientras la media europea asciende a 17,6.

El número total de plaguicidas analizados en 2018 fue de 700. Los análisis incluyen sustancias cuyo uso está autorizado y también un elevado número de plaguicidas no autorizados (como DDT, lindano o endosulfán). No obstante, no todas estas sustancias fueron analizadas en todas las muestras.

Los resultados del análisis de plaguicidas en los alimentos en 2018 muestran que el porcentaje de incumplimiento del Estado español, es decir, de muestras con residuos por encima de los límites máximos de residuos (LMR), fue en 2018 de 2,1%. Por tanto, fue un porcentaje superior al 1,8% de 2017. Los datos de la UE fueron sensiblemente más altos, con un incumplimiento del 4,1% en 2017 y del 4,5 % en 2018.

Al menos el 62% de la cantidad en kilos de pesticidas de los que se dispone de datos públicos no estuvieron sujetos al programa de control de residuos de plaguicidas en los alimentos.

Frutas y verduras afectadas

Los datos presentados por Ecologistas en Acción indican que los productos analizados en España al menos 36 pesticidas con capacidad de alterar el sistema hormonal según el criterio de Pesticide Action Network Europe, o 72 pesticidas EDC (disruptores endocrinos) si tenemos en cuenta el criterio del documento de trabajo de la Comisión Europea. “Si incluimos además dos de las sustancias prohibidas detectadas (DDT y endosulfán), las cifras ascienden a 38 y 74 respectivamente”, señala Ecologistas en Acción.

Los programas de control de residuos de plaguicidas en alimentos no analizan todas las sustancias en uso y solo se analizan un número limitado de plaguicidas en cada alimento. Por ello, indica desta entidad ecologista, “es posible que algunos alimentos contengan más residuos de diferentes plaguicidas que los que muestran los datos”.

Alimentos y productos tóxicos

Pimientos manzanas encabezan -según este informe de Ecologistas en Acción- la lista de las verduras y frutas en las que se pueden encontrar más productos tóxicos, con hasta 33 y 31 pesticidas distintos encontrados en cada uno de ellos, aunque el recórd en 2018 lo ostentaron la pera de origen español y la uva de mesa de origen marroquí, con 11 tipos diferentes cada una en un mismo fruto.

El estudio ‘Directo a tus hormonas’ expone también que a nivel general un 2,8% de los alimentos comercializados en España en 2018 (un 4,5% en el caso de toda Europa) no cumplían el estándar legal que establece el límite a partir del cual una sustancia se considera toxica o peligrosa para salud humana, es decir, ha apuntado Hernández, que no eran productos “buenos ni deseables”.

Además, se ha constatado que los alimentos españoles contienen al menos 36 pesticidas con capacidad para alterar el sistema hormonal o 72 con disruptores endocrinos, o que el 39 % de los 237 plaguicidas distintos hallados no están autorizados en la actualidad.

(Morsa Images / Getty)

Según ha explicado Koldo Henández, los disruptores endocrinos son sustancias químicas fabricadas por el ser humano que alteran el normal funcionamiento del sistema hormonal de los seres vivos y se encuentran en muchos productos cotidianos y alimentos.

El consumo prolongado de estas sustancias, ha continuado, puede tener consecuencias negativas “a muy largo plazo, unos 30 o 40 años” y constituye un riesgo para contraer enfermedades graves como algunos tipos de cáncer, aunque ha puntualizado que combinado con otros factores como la genética o el grado de inmunidad de cada individuo.

Vigilando la agricultura ‘industrial’

Ecologistas en Acción propone consumir fruta y verdura a diario pero “elegir alimentos sin o con la mínima carga de plaguicidas, lavar y pelar estos alimentos antes de comerlos y, en general, optar por los productos ecológicos y evitar la ‘agricultura industrial’”.

El responsable del informe ha hecho un llamamiento a las administraciones públicas para que se prohíba en España la comercialización y el uso de pesticidas que alteren el sistema endocrino, con el fin de que nuestro país deje de ser “líder” en consumo de plaguicidas y lo sea en “administración ecológica, que seamos garantes de salud y no de preocupación”.

”Queremos una alimentación totalmente libre de tóxicos y de pesticidas, libre de todo tipo de sospecha”, ha aseverado Hernández, y ha señalado que de los 137 plaguicidas encontrados en distintos alimentos, 53 eran sustancias prohibidas porque, en su opinión, “prima el comercio sobre la salud humana”.

Publicidad