3 de diciembre de 2009 09:20 AM
Imprimir

La industria de la pesca se prepara para certificar sus capturas

Desde el próximo 1º de enero los productos pesqueros que ingresen la Unión Europea (UE) deberán estar acompañados por un certificado que avale su origen legal.

Esto implica garantizar que la mercadería fue obtenida en sintonía con el sistema comunitario contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, plasmado en el Reglamento 1005/08 de la UE.
El texto menciona, entre otras condiciones, que el pescado o marisco haya sido obtenido mediante embarcaciones con permiso vigente, fuera de zonas vedadas, con artes de pesca autorizadas, dentro de la cuota oportunamente asignada, etcétera.
La certificación será emitida en nuestro país por la Subsecretaría de Pesca de la Nación, cuyas autoridades explicaron ayer durante un seminario realizado en la Universidad Fasta el nuevo proceso de control que se pone en marcha.
Frente a un numeroso auditorio, el director nacional de Coordinación Pesquera, Marcelo Santos, el director nacional de Planificación Pesquera, Ramiro Sánchez, el asesor técnico, Juan José Buono, y el representante de la Dirección de Economía Pesquera, Rodolfo Corbaz, fueron los encargados de disertar.
“Vemos que las condiciones de ingreso son cada vez más estrictas. De todas maneras, el Reglamento (1005/08) encuentra a la Argentina en una muy buena posición a partir de los planes de acción que venimos llevando adelante”, analizó Santos.
Particularmente la Argentina, como Estado cooperante, presentó ante los europeos su propio modelo de certificado, detallando el respaldo normativo y las autoridades responsables que lo sustentan.
“No se puede certificar lo que se desconoce. Tenemos que certificar el cien por ciento de las capturas, sino no tendría sentido. Por eso le estamos pidiendo colaboración también a las provincias”, agregó el funcionario.
Se estima que será necesario certificar unas 40 mil operaciones por año, de las cuales más del cuarenta por ciento tienen como destino la Comunidad Europea. En este sentido, las autoridades aclararon que la intención es ir certificando todos los embarques más allá del país al cual van a ser exportados.
La parte técnica para llegar a la certificación fue desglosada por Buono: “Si bien faltan ajustar detalles de seguridad, las aplicaciones web (alimentadas por la carga de formularios vía Internet) están finalizadas”. El esquema cuenta con tres fases básicas:
– Barco: El capitán deberá emitir partes de pesca electrónicos (lance por lance/final) o informe mediante radio.
– Descarga: El inspector “sube” al sistema las actas de descarga.
– Subsecretaría de Pesca: Cruza los datos con otros referidos a permisos, monitoreo, cuota asignada y demás.
– A partir de allí se emite la comprobación de captura legal, un proceso que demora unas 48 horas. A las 24 horas siguientes el interesado obtendría el certificado para enviar al importador.
“El certificado de captura legal lo tiene que tener el importador unos tres o cuatro días laborables antes de retirar la mercadería (…) El proceso, en general, implica un grado de aprendizaje muy grande, por eso vamos a instrumentar mesas de ayuda y soporte técnico”, cerró Sánchez.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *