17 de julio de 2020 20:29 PM
Imprimir

Por primera vez el campo y la industria se unieron en un plan económico post-pandemia

La cadena agroindustrial y la UIA presentaron un proyecto de reactivación que plantea exportar USD 100 mil millones. "La respuesta al desempleo está en el agro", dijeron.

La coalición de entidades que recientemente conformaron la denominada Cadena Agroindustrial y la Unión Industrial (UIA) confirmaron este jueves que están trabajando de manera conjunta en un proyecto orientado a reactivar la economía post-pandemia.

La iniciativa que ambas instituciones se encuentran redactando se basa principalmente en la generación de puestos de trabajo genuino a partir del aumento de las exportaciones (en 2019 se exportaron productos agroindustriales por 65.000 millones de dólares).

“Tenemos claro que la única salida para que la Argentina pueda crecer es a través del aumento de las exportaciones”, dijo a LPO Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) y representante, a su vez, de la UIA.

“El plan que estamos trabajando es ambicioso dado que plantea una reactivación económica, federal, inclusiva y sustentable”, comentó Cifarelli. “La agroindustria tiene un papel preponderante en todo lo que a exportaciones se refiere”, agregó.

Uno de los actores claves en esta unión, además de Cifarelli, fue Miguel Acevedo. El titular de la UIA es a su vez presidente de la compañía agroindustrial Aceitera General Deheza (AGD) y fue uno de los que organizó la reunión virtual de este jueves.

Acevedo remarcó la necesidad de reducir la presión impositiva a los sectores productivos como puntapié inicial para el plan de reactivación económica entre la UIA y las más de 40 instituciones que conforman la flamante Cadena Agroindustrial.

Cabe mencionar que las exportaciones de bienes argentinos, integradas mayormente por productos agroindustriales, se encuentran estancadas desde el año 2014. En 2020, claro está, se registrará una caída en los envíos al exterior como consecuencia del Covid-19.

En el encuentro por zoom, Gustavo Idígoras, director ejecutivo de CIARA-CEC, opinó que “los empresarios y los sindicatos son actores claves para recuperar al país con la exportación con valor agregado como condición necesaria para salir de la crisis”.

“La respuesta al desempleo urbano está en la reactivación del agro en el interior”, aseguró Idígoras, para luego mencionar que “el Estado debe brindar condiciones macroeconómicas promocionando el empleo, la producción y las exportaciones”.

En rigor, el plan entre la UIA y la Cadena Agroindustrial tiene bastantes similitudes con el que le presentó esta semana Coninagro al ministro de Agricultura Luis Basterra. En el rubro exportaciones se plantea un aumento a 100.000 millones de dólares por año.

Las estimaciones planteadas en el proyecto indican que el sector cárnico, por ejemplo, podría aumentar sus exportaciones 1.600 millones de dólares, al tiempo que la industria aceitera y la molienda de trigo podrían generar 4.000 millones de dólares extras.

En cuanto al empleo, la iniciativa habla de crear 700.000 puestos de trabajo durante los próximos cinco años. Solo los rubros cereales, oleaginosas y forrajeras podrían contratar unas 110.000 personas, mientras que la carne vacuna generaría 15.000 trabajos más.

Este viernes se realizó una conferencia de prensa en la cual, no solo se presentó el plan “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora, Inclusiva, Sustentable y Federal”, sino también la coalición de instituciones que conforman la cadena agroindustrial (un conglomerado similar a la UIA pero con representantes del campo).

Fuente: LPO

Publicidad