17 de julio de 2020 21:10 PM
Imprimir

Internet de las cosas para salvar a la ganadería extensiva

CompartiremailFacebookTwitterVarios ganaderos de toda España están instalando estos días en sus animales dispositivos de monitorización y geolocalización del ganado. Lo están haciendo gracias al proyecto GELOB, coordinado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, que investiga si es posible evitar ataques de lobos gracias a un control exhaustivo de los animales. Los dispositivos o “cencerros […]

Varios ganaderos de toda España están instalando estos días en sus animales dispositivos de monitorización y geolocalización del ganado. Lo están haciendo gracias al proyecto GELOB, coordinado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, que investiga si es posible evitar ataques de lobos gracias a un control exhaustivo de los animales.

Los dispositivos o “cencerros digitales” están desarrollados por Digitanimal, una startup 100% española que está aportando la tecnología para desarrollar este proyecto piloto del que sus socios están sacando ya “importantes conclusiones”. Una de las más evidentes es que la innovación y la digitalización tienen mucho que aportar al manejo de los animales, especialmente en el caso de la ganadería extensiva.

Los dispositivos usan diferentes sensores y tecnologías de conectividad para permitir a los ganaderos tener controlado al ganado en todo momento. Esta tecnología mejorará notablemente el manejo de los animales en extensivo, permitiendo un mayor bienestar animal y una mejor calidad de vida y eficiencia del tiempo de trabajo de los ganaderos.

Uno de los que colaboran en el proyecto GELOB, José Antonio González, de Gargantilla de Lozoya (Madrid), ve en esta iniciativa una posibilidad de reducir los daños por ataques de lobo, que son habituales en los últimos años. Además de poder prevenir los ataques, analizando el comportamiento de los animales, este ganadero ve una posibilidad de demostrar de forma fehaciente ante la Administración que se ha sufrido un ataque y poder recibir así una compensación.

Además de José Antonio, UPA está coordinando la instalación de sensores en otras ganaderías de Madrid y Castilla y León. Las conclusiones y los datos que se extraigan en los próximos meses serán fundamentales para analizar si verdaderamente es posible evitar ataques de lobos y otra fauna salvaje al ganado que pasta en extensivo gracias al Internet de las cosas.

El proyecto GELOB es un grupo operativo financiado en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural-FEADER y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cuyos socios son UPA, la Fundación FIEB, Digitanimal, la Universidad Rey Juan Carlos y la empresa Consultores en Biología de la Conservación, y cuenta con la colaboración de la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, de WWF y de la Fundación Biodiversidad F.S.P.

Fuente:

Publicidad