3 de diciembre de 2009 09:20 AM
Imprimir

Cambio climático condiciona campaña agrícola 2009/10

El cambio climático condiciona el futuro de la campaña agrícola 2009-2010 y el experto en agroclima, Eduardo Sierra, advierte que la gente está preocupada por los «episodios de variabilidad» que llevan del extremo de la sequía a la inundación.

Sierra, profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y responsable del Informe Climático de la Bolsa de Cereales, sostuvo que recibe consultas que se basan en «el desconcierto» del sector agroproductivo y de la sociedad en general.
«La gente nota variabilidad, que no es lo mismo que cambio climático», sostuvo.

Variabilidad es la situación que «sufrió Chaco que pasó en minutos de la sequía a la inundación», pero «cambio es la situación que ocurren el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, en Stroeder, partido de Carmen de Patagones».

En 2007 ocurrieron inundaciones en el país, luego vinieron dos años de extrema sequía con el episodio de La Niña, ahora «el ingreso de El Niño» con el calentamiento del agua de los océanos se produjeron las lluvias.

«El verano va a estar caracterizado por precipitaciones superiores a lo normal y es importante aclarar a los productores que así como ahora tienen dificultades para cosechar el trigo, ocurrirá lo mismo con la soja de otoño», explicó Sierra.

Variabilidad

«El escenario climático es de una altísima variabilidad», concluyó Sierra para quien El Niño ingresó con fuerza en noviembre.

Al igual que otros expertos mundiales, el climatólogo considera que el viento frío que proviene de la Antártida contribuyó a acentuar el cambio climático en Río Negro, el sudoeste bonaerense y La Pampa con la persistente sequía.

En este sentido, ayer se conoció que el casquete polar antártico se ha mantenido estable. Se trata de una superficie continental que tiene dos kilómetros de altura, sin embargo, podría alcanzar tres grados antes de que termine el siglo, según un informe de expertos publicado unos días antes de que comience la cumbre de Copenhague sobre el clima.

«Con el calentamiento de tres grados previsto hasta fin de siglo, la banquisa -placas de hielo flotantes- se reducirá una tercera parte, provocando un aumento de la producción de fitoplancton. El derretimiento del casquete glaciar debe ser compensado en parte por abundantes nevadas», dice el informe.

El derretimiento del casquete al oeste del antártico contribuirá a la elevación general del nivel de los mares, que podría llegar a 1,4 metro en 2100.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *