20 de julio de 2020 10:49 AM
Imprimir

Tras caída de Vicentin, Glencore ya es la cuarta agroexportadora de la Argentina

En los primeros seis meses del año envió al exterior prácticamente el mismo volumen de aceites y subproductos que exportó en todo el 2019. Las empresas locales, últimas en la lista.

Tras ingresar en default en diciembre del año pasado con deudas de más de u$s1.350 millones, Vicentin desapareció también del ranking nacional de exportaciones generando de esta manera una mayor concentración en el mercado en manos de las multinacionales. Incluso, según las estadísticas nacionales, en los primeros seis meses del año, Glencore, su socia en Renova, logró escalar posiciones hasta convertirse en la 4ta exportadora de la Argentina con 5,88 millones de toneladas. Absorbió prácticamente todo el lugar que dejó la firma nacional.

Las estadísticas del Ministerio de Agricultura respecto a las exportaciones de granos, aceites y subproductos entre enero y junio de este año, muestran claramente como, tras la caída de Vicentin, las multinacionales rápidas de reflejos se quedaron con su porción de mercado.

La que tomó la delantera fue Glencore que en los primeros seis meses del año envió prácticamente el mismo volumen de aceites y subproductos que había exportado durante todo el año pasado. Es decir, pasó de 3,78 millones de toneladas de subproductos y 987.000 toneladas de aceites en 2019 a 3,25 millones de toneladas y 875.000, respectivamente, entre enero y junio de este año.

Glencore no aparece con nombre propio en las estadísticas nacionales porque localmente opera bajo Oleaginosa Moreno, firma argentina de la que compró la mayoría accionaria en 1997, cuando atravesaba dificultades financieras que la tenían prácticamente al borde de la quiebra.

Retomando el ranking exportador del primer semestre del año, el primer lugar de la lista fue para la norteamericana Cargill con 7,15 millones de toneladas, seguida muy de cerca por la china Cofco con 7,13 millones de toneladas.

Estas dos empresas concentran desde hace más de cinco años el 25% de los envíos locales de granos, subproductos y aceites. Cargill es la empresa norteamericana más grande su país que no cotiza en bolsa, con una facturación anual de u$s113.500 millones.Fundada en 1865 por los Cargill-MacMillan, en aquel momento la cuarta familia más rica de Estados Unidos.

En tanto, Cofco desembarcó en la Argentina en 2014 cuando compró la operatoria de Nidera y luego avanzó sobre los activos agroindustriales de Noble. La empresa, propiedad del Estado Chino, tiene como objetivo de base la originación de granos que luego exporta en su totalidad a China. El tercer lugar de la lista fue para la norteamericana Archer Daniels Midlan Co. (ADM) con 5,88 millones de toneladas. ADM es también otro de los líderes mundiales en el comercio de granos incluso el año pasado estuvo a punto de comprar a su competidora Bunge e hizo una oferta por la local Molinos Agro.

El quinto lugar, luego de Oleaginosa Moreno de Glencore, fue para Bunge (5,38 millones de toneladas), firma fundada en 1818 en Holanda y que está íntimamente relacionada con el grupo Bunge & Born quien monopolizó el negocio de exportación de granos y alimentos en la Argentina, durante décadas. Recién en el sexto lugar aparece una argentina, Aceitera General Deheza (AGD)4,62 millones de toneladas), la cordobesa que aún hoy es manejada por la familia fundadora Urquía.

El resto del ranking se completa con la multinacional Dreyfus (3,84 millones de toneladas) que además de operar en el negocio de los granos también lo hace en el segmento de la energía. Le siguen en orden de importancia las locales ACA (3,12 millones de toneladas) y Molinos Agro (2,82 millones de toneladas) de la familia Pérez Companc.

Publicidad