23 de julio de 2020 10:49 AM
Imprimir

Pide CNOG plan de respuesta ante posible reinstalación de Ley COOL en EEUU

CompartiremailFacebookTwitterCiudad de México. Ante la “probabilidad de la aprobación y entrada en vigor de una norma que reinstale la Ley de Etiquetado de País de Origen (COOL por sus siglas en inglés), por parte de Estados Unidos”, se debe elaborar un “plan de respuesta inmediata”, señaló Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones […]

Ciudad de México. Ante la “probabilidad de la aprobación y entrada en vigor de una norma que reinstale la Ley de Etiquetado de País de Origen (COOL por sus siglas en inglés), por parte de Estados Unidos”, se debe elaborar un “plan de respuesta inmediata”, señaló Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG).

El dirigente ganadero expuso que ello sería dañino para la ganadería mexicana y advirtió que de concretarse esa medida, deberían aplicarse represalias comerciales con fundamento en la resolución final de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de 2015, esto es, equivalentes al monto de las afectaciones y añadió que de ocurrir esta situación México deberá iniciar una nueva impugnación ante la OMC.

Respecto a la comercializción de bovinos carne de enero a junio de este año en relación a 2019, Cházaro Montalvo, detalló que la exportación de res fue mayor en 23.4 por ciento, y el precio subió 1.5 por ciento, lo que se tradujo en un alza de 25.3 por ciento en el valor comercial.

Agregó que también crecieron las exportaciones, principalmente a Estados Unidos hacia donde se destina 85.5 por ciento y al mercado de Asia Pacífico con el 10.9 por ciento.

En el foro Retos y Oportunidades del Sector Agroalimentario en el T-MEC: Estacionalidad y Otros Riesgos, recordó que la inclusión de la Ley COOL en la Farm Bill en 2002 fue voluntaria, sin embargo, en 2008 fue obligatorio y eplicó que ante ello se le requirió, en aquel entonces, al presidente de los Estados Unidos, emitir un reglamento que diera cumplimiento a la obligación de proporcionar información al consumidor final sobre el lugar de nacimiento, engorda y sacrificio del animal del cual provenía la carne.

En su etapa obligatoria la Ley COOL como su reglamento motivaron la segregación de animales de acuerdo a su país de nacimiento y se empezó a castigar el precio de las exportaciones mexicanas de ganado en pie con entre 60 y 100 dólares por cabeza, por lo que el daño a la ganadería mexicana fue por 228 millones de dólares anuales.

La CNOG expuso que fueron los gobiernos de México y Canadá, por separado, ya que ante la OMC sólo participan los gobiernos, los que demandaron a la administración de Estados Unidos, país que mantuvo su postura respecto a que solamente estaba dando cumplimiento a una Ley que les obligaba a proporcionar información al consumidor.

El caso ante la OMC se desarrolló durante seis años, de diciembre de 2009 a diciembre de 2015; el 18 de diciembre de 2015, se derogaron en Estados Unidos los artículos de la Ley COOL que ordenaban el etiquetado forzoso del país de origen para carne de res, cerdo y carne molida, ante la amenaza de México y Canadá de imponer las represalias autorizadas por la OMC a las exportaciones estadounidenses por un monto conjunto de mil 19 millones de dólares (228 millones de dólares para México y 791 para Canadá,).

Cházaro Montalvo sostuvo que “las ventas al exterior de becerros son mayores en 7.6 por ciento con poco más de 773 mil cabezas; se aprecia una baja de 13.4 por ciento en el precio, que incide en una baja en el valor comercial en 6.9 por ciento y las importaciones de carne de res presentan una reducción de 25.6 por ciento en volumen y el valor comercial baja en 25.1 por ciento a 388.6 millones de dólares debido a que el precio de compra sube en 0.7 por ciento”.

Esto arroja que la balanza comercial de bovino carne y ganado en pie es superavitaria por 930.1 millones de dólares.

Publicidad