24 de julio de 2020 14:32 PM
Imprimir

Esperan entre 6 y 8 millones de toneladas menos de cosecha

Seca e inundaciones en China hacen presagiar mayores compras de alimentos, mientras se van consolidando algunos productos a nivel internacional (leche, carne, trigo).

…que, mientras se recolectan muy despacio los últimos lotes de la campaña agrícola 19/20, básicamente de sorgo y de maíz, los resultados finales no están arrojando mayores sorpresas, con un volumen final que va a oscilar en los 135-137 millones de toneladas, de los cuales 100 millones se corresponden casi por partes iguales a la soja y al maíz, con ligero predominio del cereal, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. El “achicamiento” respecto al ciclo anterior se dio especialmente en la oleaginosa que desde más de 55 millones de toneladas entonces, ahora se ubica ligeramente por debajo de los 50 millones. También el girasol y el maíz perdieron alrededor de medio millón de toneladas cada uno, aunque ahora se espera que las cotizaciones mantengan el ritmo internacional ascendente, tras el piso de mayo/junio, debido a la muy fuerte caída de demanda que generó la pandemia, aunque ahora podrían verse también respaldados por algunas situaciones puntuales como la ola de sequía (en el norte) y las inundaciones en el sur de China, las mayores en varias décadas, que están causando cuantiosos daños, y que obligarán seguramente a mayores compras de alimentos al gigante asiático. La evolución internacional de las cotizaciones es clave para definir la siembra final, especialmente de los granos gruesos, que hasta ahora no presentan grandes cambios respecto a la previa, debido la gran incertidumbre político económica local, por lo que se espera un cuadro similar al de los últimos ciclos, postergándose una vez más, el “despegue” agrícola acorde al potencial argentino. La mayor duda es sobre el maíz, tal vez, el grano que puede presentar los mayores cambios en materia de precios.

…que, los anteriores son apenas algunos de los datos contenidos en el nuevo portal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (www.bolsadecereales.com) que fue presentado días atrás por el titular de la entidad, José Martins, y que presenta varias novedades como la posibilidad interactiva respecto a ítems como retenciones, precios, arrendamientos, etc., y la posibilidad de modelos móviles con los márgenes agrícolas por producto. Otro rubro de gran importancia para los productores es el completo panorama climático, con informes en video del especialista Eduardo Sierra, y pronósticos puntuales por zona y cultivo. Además, naturalmente, de todas las cotizaciones nacionales e internacionales, así como otros datos de gran significación como la evolución del Producto Bruto Agrícola, bioeconomía, etc. esenciales a la hora de la toma de decisión . Pero si los datos de producción son clave, no lo son menos los que hacen a las perspectivas políticas y económicas que tuvieron gran movimiento también esta semana, con una nueva presentación del CAA (Consejo Agroindustrial Argentino), ahora al Gobernador de Córdoba, Miguel Schiaretti, donde se destacó la propuesta que no considera subsidios del Estado, tiene efecto fiscal neutro, y contempla amortizaciones aceleradas, entre otros aspectos. A esto se sumó el nuevo Consejo para la Promoción de Exportaciones anunciado por el canciller Felipe Solá, que cuenta con la participación de casi 200 cámaras; mientras que la poderosa AEA (Asociación Empresaria Argentina), se reunió con la cúpula de la CGT a fin de acercar posiciones ante la crisis que enfrentan cantidad de empresas que cierran o recortan funciones, y los trabajos que se están perdiendo.

…que, mientras en las zonas rurales y en las entidades representativas del campo siguen esperando avances en la aclaración de algunos de los muchos casos de inseguridad (robos de hacienda, rotura de silobolsas, daños a pantallas solares, alambrados eléctricos, etc.) hoy ya en manos de la titular nacional del área, Sabrina Frederic, los productores también comenzaron a mostrar su impaciencia respecto a otras áreas del Estado, como la de sanidad, hoy encargada, por ejemplo, del control de la impresionante manga de langostas que hace más de un mes ingresó al país desde Paraguay, y que aún no puede ser neutralizada por el Senasa, a pesar de haber recorrido ya más de 1.000 km dentro del territorio nacional . De hecho, una segunda manga de estos insectos está ingresando por el norte, mientras que la primera (ahora en el noreste de Entre Ríos), ya puso en guardia a los Uruguayos que se están aprestando en la frontera con Argentina para impedir su paso si no es frenada antes. El nuevo atraso (que se sumó a la sucesivas “pérdidas” de la manga por 5 provincias) se debió a que en Entre Ríos, cuando se la había ubicado, no se consiguió a tiempo la autorización provincial para poder hacer la fumigación aérea (en ese territorio hay fuertes restricciones al uso de agroquímicos). En la zona de Federación, las demoras impulsaron entonces, a los productores a pulverizar sus propias quintas cítricas usando sus poderosas turbinas, sin esperar a los técnicos oficiales, ante el daño inminente.

Publicidad