25 de julio de 2020 11:38 AM
Imprimir

El valor del ternero complica al “feedlot”

La relación de precios entre la categoría de invernada y el consumo liviano enciende luces de alerta en los corrales.


Con el precio del novillo gordo planchado y el del ternero que no parece encontrar techo, la relación se torna inviable para el encierre en los feedlots.

“El precio del gordo se mueve entre los 100 y los 110 pesos por kilo y la invernada muestra varias operaciones por encima de los 130 el kilo. Se trata de una relación que complica la rentabilidad de los encierres a corral”, advierten desde la consultora agropecuaria Zorraquín-Meneses.

Esta semana, en el remate habitual de gordo e invernada realizado en el predio de la Sociedad Rural de Jesús María, por la firma Consignaciones Córdoba, el ternero entre 100 y 150 kilos hizo un valor máximo de 151 pesos por kilo vivo, 19 por ciento más en la semana anterior. Mientras tanto, el novillo liviano, de 300 a 350 kilos, cotizó entre 105 y un máximo de 109 pesos, un peso menos que la semana anterior.

“Hay mucha necesidad de colocar los pesos que se generan, y la ganadería es un buen lugar para hacerlo”, indicaron empresarios vinculados a la producción de carne. Desde la consultora que lideran Teo Zorraquín y Alejandro Meneses coinciden con este diagnóstico. “El mercado de vientres preñados (e incluso vacíos para entorar) se está moviendo, en parte como mecanismo para enviar excedentes de dinero en pesos a un bien que indirectamente se relaciona con el dólar”, precisaron.

En el escenario actual, las posibilidades de una recuperación en el precio de la hacienda terminada son escasas. “El nivel de oferta de carne, sumado al alto nivel de encierre en los corrales que abastecerá el mercado en el mediano plazo, en concordancia con la crisis económica de nuestro país, no visualizamos una suba de precio para los próximos meses”, afirman de la consultora Agroideas.

Fuente: AgroVoz

Publicidad