30 de julio de 2020 11:26 AM
Imprimir

Argentina: fuerte suba de exportación de carnes en el primer semestre

China se llevó el 70% de la carne bovina exportada.

La Nación (GDA) | El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Luis Basterra, destacó la resiliencia de la industria de carne vacuna del país en la apertura del seminario virtual internacional del Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva). Según el ministro, tanto la producción como la exportación se incrementaron durante el primer semestre de 2020, en comparación con el mismo período de 2019.

En el caso puntual de las ventas al exterior, según un análisis privado en base a datos oficiales las ventas al exterior de las tres carnes (bovina, aviar y porcina) en los primeros seis meses de 2020 superaron los registros de 2019. Fue en medio de una demanda externa sostenida -principalmente por China que ya se lleva más del 70% de la carne vacuna exportada, el 35% de la aviar y el 60% de la porcina- y pese a complicaciones por la pandemia de coronavirus que la industria pudo sortear.

Al respecto, según señaló a La Nación Víctor Tonelli, analista ganadero, en el primer semestre del año se colocaron 440.799 toneladas de las tres carnes, superior a las 385.212 toneladas de igual período de 2019. Hubo subas en los envíos del 20% en vacuna y 50% más en cerdo. En el caso de la carne aviar en las empresas señalan que sus exportaciones crecieron 7,1%.

Durante su presentación del seminario, Ulises Forte, presidente del Ipcva, aseguró: “Si hay un gran producto que nos identifica a todos es la carne”. Agradeció la participación de Basterra y dijo que representa un paso adelante en la coordinación entre el sector público y el privado.

Respecto de la actuación de la industria de la carne vacuna durante la pandemia, los datos provistos por el ministro fueron contundentes. En comparación con 2019, las cabezas faenadas aumentaron en 280.000, la producción se incrementó en un 4% y las exportaciones subieron alrededor de un 20%. En este último rubro, se vio un aumento de la demanda de carnes congeladas y una baja para los cortes frescos.

“Salimos del campo de la incertidumbre”, festejó Basterra, que consideró que la pandemia de Covid-19 es un riesgo que fue minimizado en el sector bovino. El ministro destacó la actuación de todos los eslabones de la cadena: producción, transporte y comercialización.

Además, Basterra contó, a partir de la directiva presidencial de que lo más importante era preservar la vida. Se elaboraron lineamientos generales para que la actividad continuara. Los dos ejes fueron garantizar el acceso a alimento sano, inocuo y de calidad y permitir que se mantuvieran las exportaciones y, con ellas, el ingreso de divisas.

Basterra también se refirió a los interrogantes respecto de lo que le espera al sector vacuno en particular y a la industria alimenticia en general en la pospandemia. “El mundo se está recuperando lentamente. No llegamos aún al nuevo orden y esto retroalimenta la incertidumbre para la comercialización de alimentos, especialmente las carnes”, señaló el funcionario.

Basterra indicó que hay esperanzas: la demanda de carne por parte de China sigue aumentando (se espera que alcance el 29% de la demanda global) y, actualmente, el 80% de las exportaciones de carne vacuna argentina tiene a ese país como destino. En ese sentido, destacó que los testeos y controles adicionales implementados por la pandemia no mermaron la demanda china que, según comentó, tiene que ver al menos en parte con un aumento del poder adquisitivo de los ciudadanos de ese país.

En 2019 la Argentina volvió a exportar carne a Estados Unidos luego de 17 años sin hacerlo. La mayor parte de las exportaciones correspondió a carnes magras y el 48% son de congelados para hamburguesas. Basterra dijo que se espera un crecimiento exponencial de estas exportaciones para 2020, ya que, mientras que el año pasado se subutilizó el contingente arancelario de 20.000 toneladas, en el año corriente ya se superó la mitad del tonelaje previsto por la cuota.

El ministro concluyó afirmando que el Senasa, el INTA, el Ministerio de Agricultura y todo el Estado argentino está trabajando para que no se interrumpa la producción, circulación y comercialización de carne vacuna, mercado en el cual la Argentina es el quinto exportador, abasteciendo el 7% de la demanda global.

“Pese a las limitaciones derivadas de la cuarentena, la producción de carnes del primer semestre estuvo por encima del mismo período del año pasado. Una vez más las cadenas de ganados y carnes muestran el nivel de desarrollo alcanzado con un potencial mucho mayor que solo necesita apoyo y reconocimiento para seguir creciendo y aportando a la sociedad”, dijo Tonelli.

Fuente: El Pais

Publicidad