31 de julio de 2020 14:28 PM
Imprimir

Incontenible: termina julio y el precio de la carne vacuna no para de subir

Se trata de un avance en medio de un reacomodamiento de los precios de los alimentos, en general, luego de ajustes en Precios Máximos y Precios Cuidados

El mes de julio se despide con un incremento en el precio de la carne, de hasta 10 por ciento. Se trata de un avance en medio de un reacomodamiento de los precios de los alimentos, en general, luego de que el Gobierno habilitó ajustes en las listas de Precios Máximos y de Precios Cuidados, hace un par de semanas.

En el caso de la carne, en las últimas jornadas, las carnicerías del área metropolitana empezaron a recibir la media res con incrementos de hasta 10 por ciento. El kilo de la media res pasó de $230 a $250, en promedio.

Inmediatamente, en los pequeños comercios se empezó a notar un reacomodamiento de los valores en los distintos cortes. A modo de ejemplo, en el caso de la calidad “novillito”: 

Nalga $490

Picada $300

Asado $400

Paleta $410

Lomo $600

Este movimiento en los precios se da justo en momentos de cierta aceleración en la denominada “inflación núcleo”, que -justamente- toma en cuenta los productos no estacionales ni regulados.

Julio se despide con un incremento en el precio de la carne, de hasta 10 por ciento

Julio se despide con un incremento en el precio de la carne, de hasta 10 por cientoTe puede interesar

El último reporte de la consultora de Orlando Ferreres -una de las más creíbles en la medición de la inflación semama a semana- da cuenta de esa aceleración:

“El dato preliminar de inflación de julio (promedio cuarta semana del mes versus el promedio de cuatro semanas del mes anterior) fue de 1,8% mensual, mientras que la inflación núcleo registró una variación del 2,7%. Además, la medición promedio de la cuarta semana del mes contra la cuarta de junio fue de 2,0% mensual”.

De acuerdo a Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora, la inflación de julio terminará en un rango de 2,2% a 2,5%.

El aumento de la carne, además, se produce en un momento de caída en el consumo de ese producto. De hecho, el mes pasado mostró el peor rango de venta de carne de vaca en casi una década.

Los números de CICCRA

Un monitoreo de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) al que accedió iProfesional aportó más números respecto de esta baja: “En lo que respecta al consumo (aparente) de carne vacuna por habitante, en junio se ubicó en 50,5 kg/año (considerando el promedio móvil de los últimos doce meses). En relación a junio de 2019 se observó una caída de 3,4 por ciento (-1,8 kg/ha/año)”.

El IPCVA (Instituto de Promoción de Carne Vacuna) promovió una encuesta que, divulgada a fines de junio, arrojó que -en términos de consumo- en lo que va de la cuarentena se incrementaron las “comidas con pollo, pastas, ensaladas y legumbres, estofados y salsas” mientras que se consume menos “hamburguesas tipo Paty, churrascos, asado, comidas con cerdos”, entre otras alternativas.

En paralelo, en los últimos meses se percibió un salto en las exportaciones de carne, sobre todo al mercado chino. 

en los últimos meses se percibió un salto en las exportaciones de carne, sobre todo al mercado chino

Una de las sugerencias que el Presidente escuchó de sus asesores pasa por elevar las retenciones a las exportaciones de carne. Justo en momentos en que el consumo de carne se encuentra en valores mínimos en una década -dada la caída en el poder adquisitivo de la población en plena pandemia-, y -en forma simultánea- las ventas de carnes al exterior muestran un fuerte despegue.

Refiere a un aumento al 33% para los Derechos de Exportación a los cortes de carne vacuna priorizados para el mercado interno (principalmente costillar y cortes del cuarto delantero.

Fuente: iProfesional

Publicidad