1 de agosto de 2020 12:00 PM
Imprimir

La ganadería mira con ilusión a la pospandemia

Uno de los ejes centrales del segundo día del seminario internacional “El desafío de la carne vacuna en el mundo post Covid-19”, realizada ayer, fue el análisis de los consumidores, aspecto que fue desarrollado por David Hughes (Profesor de Food Marketing del Imperial College London), Adrián Bifaretti (IPCVA) y Richard Brown (Director de GIRA).

Según Hughes, en la mayoría de los países pasarán de dos a cuatro años para volver a las condiciones económicas que teníamos en 2019. “En el mundo, hay solamente un país, y es un país grande, que puede atravesar el 2020 sin entrar en recesión, y ese país es China. Estas son buenas noticias para Argentina”, aseguró.

Bifaretti (IPCVA) realizó una caracterización del consumidor argentino y contó las acciones que se llevan a cabo desde el instituto. “Argentina es una sociedad carnívora, pero las conductas alimentarias indican que hay 3% de vegetarianos, 2% de veganos y casi 30% de flexitarianos, es decir gente que por algún motivo está dejando de consumir carne vacuna, está atenuando el consumo de carne vacuna”, aseguró. El 65% de la gente hoy en día está diciendo que está dejando de lado parte de su consumo de carne vacuna y está empezando a consumir otro tipo de alimentos, agregó.

Pese al mal momento, Bifaretti concluyó que “el mercado interno es muy importante, con 50 kg por habitante por año en medio de la pandemia, con todas las dificultades que acabo de mencionar, es un dato que hay que cuidar y valorar”.

Brown (GIRA) analizó el panorama internacional del consumo de carnes, destacando que el mayor crecimiento estará dado en Asia, especialmente por los problemas motivados por la irrupción de la peste porcina africana. Asia, dijo, “tiene una gran escasez de proteínas de carne debido a la gravedad de la crisis de la peste porcina africana, que sigue ocurriendo en los principales países, en particular en China en la actualidad pero sin olvidarnos de Vietnam y Filipinas y otros lugares bastante importantes”.

La mirada del Estado

El cierre del seminario internacional estuvo a cargo de José María Romero, Subsecretario de Ganadería de la Nación. “La primera afirmación nosotros podemos decir que somos el sexto exportador mundial de carne, el quinto exportador, que abastecemos al 7% de la demanda mundial, esto es una afirmación, también puede ser una pregunta. ¿Este es el lugar donde queremos estar? ¿Este es el lugar en que pensamos nuestro país? ¿Estas son nuestras potencialidades?”, se preguntó.

“El Estado Nacional se compromete a construir entre todos los actores del sector de la carne para trabajar en lo que llamamos ganadería del Siglo XXI, una nueva ganadería donde los índices de productividad y los volúmenes de producción de carne por cabeza alcancen los valores que nos permitan aumentar nuestras exportaciones en valores significativos”, agregó.

“Es decir que, siguiendo los parámetros productivos que tiene Brasil, deberíamos producir 13 millones de toneladas de carne, es decir, más del doble y producir unas 10 millones de toneladas si siguiéramos los parámetros productivos que tiene Estados Unidos”, sostuvo.

Según el funcionario, “esto muestra que Argentina está primarizada en la exportación de granos y no ha exportado ese enorme potencial que tiene en su matriz agroproductiva y agroexportadora que es producir esos granos en carne”.

“Ese es nuestro desafío como sector, la comunicación, la información al consumidor y la certificación de procesos, creo que en ese escenario futuro debemos pensar estos ejes como la clave para que la carne vacuna siga ocupando un lugar preponderante en la mesa del consumidor y en los mercados internacionales”, concluyó.

Fuente: El Economista

Publicidad