1 de agosto de 2020 00:41 AM
Imprimir

España : Grandes grupos cárnicos adoptan el protocolo COVID-19 de FECIC

CompartiremailFacebookTwitterEl Protocolo COVID-19 certificable de la industria cárnica española creado por FECIC junto a AON y AENOR está siendo asumido por varios de los principales grupos cárnicos españoles. Empresas como BonÀrea Agrupa, Frigorífics Costa Brava (Grup Cañigueral), Grupo Jorge, Grupo d’Avinyó, La Selva, Mafriges o Vall Companys están implantando medidas que evitan los riesgos que supone la COVID-19 y certifican que cumplen con los estándares internacionales de seguridad más […]

El Protocolo COVID-19 certificable de la industria cárnica española creado por FECIC junto a AON y AENOR está siendo asumido por varios de los principales grupos cárnicos españoles. Empresas como BonÀrea Agrupa, Frigorífics Costa Brava (Grup Cañigueral), Grupo Jorge, Grupo d’Avinyó, La Selva, Mafriges o Vall Companys están implantando medidas que evitan los riesgos que supone la COVID-19 y certifican que cumplen con los estándares internacionales de seguridad más exigidos.

Estos grupos han comenzado con AON los trabajos de análisis y evaluación de los riesgos derivados de la COVID-19 en sus instalaciones y la implantación del estándar de seguridad que recoge este Protocolo, con medidas que les permitirán operar con la confianza y tranquilidad de que cumplen con los requisitos legales y buenas prácticas establecidas por autoridades sanitarias y organismos internacionales.

Después, según lo establecido en el Protocolo COVID-19 de FECIC, la entidad independiente AENOR revisará y certificará que se cumplen los requisitos y las medidas establecidas. Una vez superada esta auditoría de certificación, las empresas conseguirán el certificado de AENOR y la licencia de uso de la marca.

Este Protocolo COVID-19 de FECIC sirve como estándar de seguridad para la industria cárnica y ayuda a las empresas a demostrar y poner en valor el buen trabajo que realizan ante esta crisis sanitaria, para asegurar la salud de sus trabajadores, el buen estado de sus instalaciones y de sus producciones, dando confianza así a sus clientes y consumidores.

Además, se ha traducido al inglés y al chino toda la documentación de este Protocolo COVID-19, para que las empresas puedan trasladar el buen trabajo que están llevando a cabo ante las autoridades y clientes internacionales que se lo demanden.

Fuente:

Publicidad